Archivo

Archive for the ‘revista’ Category

El gato en vacaciones

03/08/2012 1 comentario

!Por fin vacaciones! Estamos planeando un viaje y pensamos en nuestro gato, ¿se querrá venir con nosotros? ¿Cómo lo llevamos de viaje? Sigue leyendo y encontrarás respuesta a todas tus dudas.

Pasaporte felino:

Desde el año 2004 es obligatoria la obtención del pasaporte europeo para animales de compañía como el gato, si queremos viajar con nuestras mascotas por los países miembros de la UE. Los requisitos para poder obtener el  pasaporte veterinario son:
– Nuestro gato deberá estar – Los datos del microchip han de coincidir con los del propietario.
– El gato debe estar vacunado o revacunado contra la rabia.
– Los animales menores de 3 meses no pueden obtener el pasaporte, para desplazarlos por la UE, siendo necesario la autorización del Estado Miembro de destino.
– Reino Unido, Irlanda y Suecia exigen medidas adicionales.

Hay una cosa muy importante que debemos saber,los gatos son sedentarios. Prefieren permanecer en su territorio, un lugar conocido y donde se sienten seguros, no les gusta cambiar de zona y tampoco les gustan los  viajes, sean coche u otro medio de transporte; para ellos supone un estrés. El gato es territorial y necesita tiempo para ir impregnando el nuevo entorno de sus feromonas de identificación, ir reconociendo los sonidos del lugar para no asustarse, las personas nuevas, otros animales. Depende mucho del carácter de cada gato, los gatos muy asustadizos no deberían ser cambiados de sitio porque tardan más en adaptarse y además corremos el riesgo de  que escapen y se pierdan, necesitan más tiempo para estar cómodos y recuperar el equilibrio.  Un gato poco asustadizo tardará menos en adaptarse, pero debemos tener en cuenta que si hay perros u otros gatos en el lugar  nuevo hemos de conocer qué pautas debemos realizar para que tanto las presentaciones como la adaptación de todos sean progresivas.

Vacaciones cortas

Si llevamos a nuestro gato a un lugar nuevo, tardará un tiempo en adaptarse, desde pocos días hasta semanas, dependiendo del carácter del animal. Por esta razón, si nuestras vacaciones son cortas, si nos vamos una semana o  menos, lo ideal es que el gato se quede en casa. Una semana es más o menos el tiempo mínimo que tarda el gato en adaptarse a un nuevo territorio, una vez superado el estrés del viaje de ida, así que para vacaciones cortas es preferible no someterle a un viaje y que se quede tranquilo en su territorio conocido. Buscaremos una persona que vaya a verlo a diario, a limpiar su bandeja, ponerle agua fresca, comprobar que tiene comida,jugar un poco con  él o hacerle compañía si el gato quiere, pues para los gatos muy asustadizos lo mejor es respetar su tranquilidad ya que en ausencia del dueño se asustan. Debemos dar indicaciones precisas a la persona que cuidará del gato en nuestra ausencia, sobre su carácter y sitios donde suele esconderse, para evitar sustos innecesarios. También debemos dejar a mano la cartilla sanitaria y los datos de contacto con su veterinario o clínica de urgencias.

Vacaciones largas

Si nuestras vacaciones son un poco más largas, podemos probar la opción de que algún amigo o familiar se quede en nuestra casa durante ese tiempo, así evitamos cambiar de lugar al gato. Para vacaciones muy largas podemos Ilevarlo con nosotros si es un lugar seguro para él. En este caso el gato necesitará un tiempo de adaptación y unas sencillas pautas para sentirse tranquilo. La última opción es llevar al gato a una residencia felina, que debemos visitar previamente para conocer las condiciones en que se encuentran alojados los animales, y si tenemos referencias de otras personas de confianza(o un cuidador de gatos), mejor. Una residencia debe cumplir unos requisitos mínimos para nuestro gato, como son estancias separadas e individuales, riqueza y estimulación ambiental para los animales, personal con amor por los gatos a su cargo, buen manejo y conocimiento para que puedan ayudar al gato en su adaptación a  la nueva estancia temporal.

Preparar el viaje

Si queremos llevar a nuestro gato de viaje con nosotros, hay algunas cosas que deberíamos tener en cuenta. Cuando tengamos que trasladar un gato, para su seguridad debemos lIevarlo en un transportín. La mayoría de los gatos lo pasan muy mal dentro del transportín porque lo relacionan exclusivamente con salidas a lugares poco agradables, como el veterinario. Es conveniente hacer una adaptación positiva del gato con el transportín, para que le resulte cotidiano. Podemos dejar el transportín siempre visible, como si fuera parte del mobiliario de la casa, poniendo una camita en su interior, o dándole de comer algo rico todos los días dentro del transportín, sin cerrarlo. Si le cuesta mucho entrar porque no se fía, podemos probar inicialmente con la parte baja del transportín, quitando la cubierta, y paulatinamente ir poniéndola. Así conseguiremos que el gato se meta solo sin tener que forcejear con él para que entre cada vez que le sacamos a la calle, ya que supone un estrés para ambos. Hay una gran variedad de transportines, en tela, plástico, metal, etc. Los más seguros son los de plástico con puerta lateral, son más   robustos y en verano no dan tanto calor como la tela, además son más fáciles de limpiar y desinfectar. Dentro del transportín el gato debe poder ponerse de pie y darse la vuelta, así sabremos que es de su tamaño. El gato no  puede viajar agachado. en un transportín demasiado pequeño. Si llevamos a más de un gato y se llevan bien podrán ir juntos, pero en este caso el transportín ha de ser más grande. A la hora de llevar el transportín, si es de plástico con asa superior, ten cuidado de no cogerlo por el asa porque se puede desprender y al caer el transportín al suelo se abre, el gato se asusta y se puede perder. Es más seguro llevar el transportín en brazos, cubriendo la puerta con uno de nuestros brazos. Asegúrate de haberlo cerrado bien antes de salir de casa. Intenta llevar contigo mantas y juguetes con olor de casa y del gato al lugar de vacaciones.

El viaje en avión

Si vamos a viajar en avión, es conveniente precintar el transportín con cinta de embalar, cubriendo la puerta y poniéndole bridas para evitar que se abra, pues durante el viaje puede recibir golpes por la manipulación del personal del aeropuerto. Lleva cinta de embalar y bridas adicionales contigo, porque en el aeropuerto pueden obligarte a sacar al gato para pasarlo por el escáner. Dependiendo de la compañía aérea, el gato viajará en cabina contigo o en la bodega del avión. Si va en bodega, ten en cuenta que es un lugar frío, por lo que es conveniente colocar una mantita dentro del transportín para que esté calentito. También, si le das algún tranquilizante, su  temperatura corporal suele descender, así que hay que procurar que el gato viaje abrigado. (Yo personalmente no llevaria el gato en ninguna bodega de avión, no son pocos los casos que conozco de fallecimiento de mascota por lo que mejor informaros con la compañia si el gato va en cabina con vosotros. A una altura de 10 kms la temperatura es de -55ºC en un dia de verano)

Si viajamos a otro pais

Es imprescindible conocer las exigencias sanitarias del país al que vamos a viajar, puesto que cada uno tiene unos requisitos propios. A veces exigen hasta 6 meses de cuarentena y control veterinario previos al viaje, además de un pasaporte veterinario, por lo que has de prepararlo con mucha antelación. Consulta con la embajada correspondiente y con tu veterinario. Antes de viajar,asegúrate de que tiene el microchip activo y tus datos de contacto  son correctos. Puedes hacerla leyendo el chip en el veterinario más cercano para comprobar que está activado y luego llamando a la base de datos de microchip de tu comunidad autónoma para confirmar que todos los datos están bien. Si tienes alguna duda consulta con tu veterinario.

Llegada a un nuevo lugar

Cuando un gato llega a un lugar nuevo necesita un tiempo de adaptación con unas pautas muy sencillas. Para evitar demasiado estrés, le prepararemos una habitación (un “lugar seguro”) con todas sus cosas: comedero y bebedero, bandeja de arena, rascador, juguetes y lugares para dormir. Aquí le dejaremos al menos durante un día o dos para que se acostumbre y empiece a explorar poco a poco y a marcar con sus feromonas. Si no hacemos esto y le dejamos libre por todo el lugar nuevo sin más, podrá sentirse muy inseguro, asustarse y esconderse durante mucho tiempo en cualquier lugar que encuentre. Los gatos más asustadizos o tímidos quizás tarden unos días  en comer y hacer sus rutinas diarias. Poco a poco podrás ir permitiendo que salga a explorar el entorno, dejando siempre abierta la puerta de la habitación donde tiene todas sus cosas, por si se asusta, ya que siempre volverá a ella.  Acompáñale y deja que sea él quien explore todo el lugar, pero ten especial cuidado con las ventanas y lugares por donde el gato pueda meterse. Cuando el gato ya se sienta más tranquilo y camine con seguridad portado el entorno, entonces podemos colocar su comedero y bebedero, bandeja de arena y rascador en sus lugares definitivos, enseñándole dónde están. i Felices vacaciones!

Fuente: Pelo Pico Pata

Anuncios
Categorías:gatos, revista

Animales de segunda mano

02/08/2012 1 comentario

Los albergues de España estan saturados de animales. Algo que, por desgracia, no es nuevo y ocurre desde hace muchos años. Según un estudio de la Organizacion de consumidores y Usuarios (OCU) mas del 75% de los españoles encuestados ha visto animales vagaundos en la calle, con mucha o bastante frecuencia.

En paises como Bélgica o Italia, sus habitantes se topan con mucho menos frecuencia con animales desvalidos por la calle. Por el contrario, en España, aún se ven cachorros abandonados en la autovía que acaban atropellados, como me comentaron el otro día los responsables del centro de acogida municipal de Madrid. A los abandonos indiscriminados por cuestiones de irresponsabilidad, ahora por motivo de la crisis hay que añadir otros por causas de fuerza mayor. Me refiero a los desahucios por problemas economicos de muchas familias y emigrantes que deben regresar a su pais porque en España no hay trabajo. Estas personas tienen problemas para poder llevar consigo a su animal, aunque no quieran separarse de él.

Internet, venta de animales

El panorama no es nada halagüeño, pero es un error culpar a la crisis del eterno panorama de albergues saturados de animales en España. Hace 5 años la situación económica era boyante y sin embargo el problema de abandono de animales en nuestro país seguía en ebullicion. De hecho llama la atención que en internet se pueden ver miles de anuncios como este: “espectaculares cachorritos de Bichón Maletés, 550 € listo para entregar, con trasporte incluido” No se muy bien como interpretar esta proliferación de negocio de compra-venta de animales en la Red. Si no funcionara bien no funcionaria con tanto éxito. Entonces, ¿que ocurre? Parece que los españoles preferimos comprar animales antes de adoptarlos. Quizás haya quien piense que los “animales de segunda mano” no son tan atractivos como los que se pagan 500 €.

Un coladero

El caso es que internet se ha convertido en un estupendo coladero para quienes quieren hacer negocio con los animales a base de explotarlos y pasar por alto su bienestar. Incluso es un buen escaparate para vender animales robados o camadas que provienen de perras convertidas en maquinas de parir. Así que, es una pena llenar los bolsillos de esta gente sin escrupulos con los animales.

En las manos de todos esta denunciar a quienes se amparan en el anonimato que ofrece la red para vender animales robados, exprimir a las hembras y tratar a los animales como si fueran una mercancia. De todas las maneras, no es cuestión de criminalizar internet. Se trata solo de una herramienta que bien utilizada tambien puede servir para que se adopten animales. De hecho en la red, la mayoría de las asociaciones de proteccion animal cuentan con una web, donde se pueden ver fotos de los animales que se pueden adoptar

Los españoles adoptamos poco

Es una pena que la cultura solidaria de la adopción no haya hecho mella en los españoles. Abandonamos y abandonamos pero no adoptamos al mismo ritmo. A base de repetir hasta la saciedad que adoptar un animal es una opción solidaria y necesaria para quienes deciden compartir su vida con un perro o un gato ha aumentado con respecto a hace 10 años quienes adoptan. La cifra es aun insuficiente entra los animales que entran en los centros de adopcion y los que salen.

Los animales de segunda mano no existen. Solo hay seres vivos que han sido victimas de irresponsabilidades de muchas personas y buscan un hogar. No se distinguen en absoluto de los que se venden en Internet, en las tiendas, son de determinada raza o tienen pedigrí. Todos son estupendos compañeros necesitados de amor y cariño y dispuesto a entregarlo todo con creces sin esperar nada a cambio. Lo que si son de tercera categoría son las personas que abandonan, desprecian, maltratan y explotan a los animales.

Fuente: Pelo pico pata

Aprovecho esta entrada para informar que Ivan, el gato apadrinado por mi de la protectora “Proyecto Gato” de Pontevedra sigue en adopción

 

 

 

 

En un mimosón y muy cariñoso, podéis acudir a la protectora para adoptarlo o poneros en contacto con ellos via mail

Categorías:gatos, revista Etiquetas:

Conoce mejor a tu gato

03/05/2012 1 comentario

El gato doméstico es una paradoja, su existencia en nuestro hogar es una proposición en apariencia verdadera que  conlleva a una contradicción lógica o a una situación que infringe el sentido común. A ningún otro animal doméstico  hemos permitido una relación tan íntima al tiempo que tolerábamos una total independencia y libertad de movimientos 

Decía Desmond Morris que la mente del gato pertenece a otro mundo totalmente ajeno al humano, un mundo donde no tiene cabida el extraño mono bípedo que le da de comer. Y lo ilustraba con un ejemplo, si abres la puerta tu perro sale,  pero inmediatamente se detiene y mira hacia atrás para comprobar que su compañero humano le sigue para  incorporarse a la aventura exploratoria. Si al abrir la misma puerta el que sale es un gato, su cerebro se transforma por  completo, ahora es un gato salvaje enfrentado a una naturaleza en la que no tienes acomodo, por eso ha tenido tanto  éxito la frase “tener un gato es como tener un tigre en miniatura a tu lado” Los gatos nos asombran, nos maravillan y  también nos desconciertan, razón por la que seguimos soportando su altivez, egoísmo y maravillosa ternura. Escribió el  novelista norteamericano William Burroughs: “Todos vosotros, amantes de los gatos, recordad los millones de gatos maullando por las habitaciones del mundo, depositando toda su esperanza y confianza en vosotros”. Y nosotros no  queremos defraudarles, por eso debemos conocer todas esas pequeñas ” manías con que conforman y construyen su  relación con nosotros. Manías que tienen siempre una respuesta, un “por qué lo hacen”, una justificación que si conoces  te ayudará a mejorar tu relación con tu pequeño bigotudo y solventar algunos de los problemas que la convivencia con  un gato presenta con frecuencia.

  • Chupa la ropa

Algunos gatos desarrollan el hábito de chupar y masticar ropa como mantas y otros objetos. Es bastante común en los  siameses y razas orientales. También en gatos que fueron destetados prematuramente y su compulsión oral de mamar de  la madre no fue satisfecha, entonces encuentran que una manta de lana puede ser buena para chupar. En tanto que unos  gatos superan este comportamiento en otros llega a convertirse en un mal hábito muy difícil de corregir.

  • Restriega la cabeza contra ti

Tu gato dispone de glándulas productoras de feromonas (glándulas odoríferas) en la parte lateral de la cabeza (glándulas  temporales) y cuando frota contra ti su carita, te está marcando con su olor y diciendo que eres suyo. Es un comportamiento de marcación al tiempo que una señal de mucho afecto. Cuando un gato frota sus mejillas contra ti, te  está dejando sus feromonas faciales, que son hormonas de felicidad, pues hacen esto cuando se sienten contentos y en  paz.

  • Me ataca las piernas

El gato que salta desde atrás de una puerta o de muebles para rasguñar y morder los tobillos de su dueño cuando pasa  cerca está desarrollando juegos predatorios. Esto es especialmente común en gatos que pasan todo el día solos y no  tienen otra forma de quemar su exceso de energía.

  • Me lame

Cuando tu gato te lame la cara, las manos o el cabello está tratando de asearte. Es un gran cumplido, te considera de su  familia, pues los gatos sólo asean a otros gatos con los que mantienen profundos lazos afectivos, como una madre a sus hijos

  • Se sienta sobre el libro que trato de leer

Si tu gato se sienta sobre el libro que estas leyendo no creas que se ha vuelto un intelectual, lo que pretende es que cambies tu comportamiento para que le prestes atención a él en lugar de al libro

  • Deja sus juguetes en el cuenco del agua

Tu gato puede dejar caer su ratoncito de juguete en su cuenco del agua porque piensa que ahí estará seguro. En la vida  silvestre, los gatos llevan a sus presas a sus madrigueras para que no le sean arrebatadas por otros animales. Para el gato  doméstico, los platos de la comida y el agua son consideradas áreas seguras

  • Arrastra el culito por el suelo

Si tu gato arrastra su trasero por la alfombra, usualmente significa que tiene algún problema ahí. Puede ser algo leve  como heces secas pegadas a su pelo, sin embargo también puede ser algún parásito intestinal o las glándulas anales  llenas. Revisa a tu gato para ver si está sucio en esa parte y si no, lIévalo al veterinario.

  • Arroja fuera la arena de su cubeta

Es un divertido juego. Cuando se trata de usar el erenero, hay gatos muy cuidadosos y gatos descuidados, los  descuidados escarban como locos y si les gusta, pues escarban mucho más, hasta que sacan fuera la arena de la caja.

  • Orina en la taza del inodoro

Los gatos son muy limpios, si tu no lo eres tanto y dejas las heces en su caja de orina ello les desagrada y buscan otro  sitio para orinar. La taza del inodoro, por su olor a amoniaco, les parece el sitio idóneo

  • Prefiere beber de los grifos

Aun y cuando le puedes proporcionar mucha agua a tu gato en su platito, puede preferir saltar sobre el lavabo y beber  agua de un grifo. Hay dos posibles razones, primero, el agua del grifo siempre es más fresca y segundo, a los gatos les  encantan los retos, y hacer eso es para ellos una divertida aventura.

  • Juega en el inodoro

Hay varias teorías acerca de por qué a los gatos les gusta jugar en el inodoro. Algunos especulan que los gatos pretenden  ir de pesca, pues mueven sus patitas como si quisieran atrapar a un pez. A otros gatos simplemente les intriga el agua. A  algunos gatos les fascina la manera como la luz se refleja en el agua y el pequeño remolino que se forma cuando se  aprieta de la palanca del inodoro.

  • Desenrolla el papel higienico

Simplemente se está divirtiendo. Es muy satisfactorio para un gato controlar cuanto pasa a su alrededor y una manera  de hacerlo es ver como esa cosa da vueltas y vueltas debido a algo que el esta haciendo Y si su dueño descubre la travesura y entra corriendo a ver que sucede la diversión es doble, porque ahora el también participa en el juego.

  • Mueve sus patitas contra tu abdomen

Cuando un gatito pone sus patitas contra el cuerpo de su dueño y rítmicamente empuja o estira con sus garras, se llama “amasar”. Los gatos amasan para estar confortables. Los gatitos pequeños empujan contra las tetas de su madre para  conseguir que baje la leche. Cuando crecen, los gatos adultos pueden hacer esto con un ser humano al que quieren, así  como lo hicieron de pequeños con su madre.

  • Corre por la casa a medianoche

Bien entrada la noche, cuando estás tratando de dormir, tu gato inicia sus locas carreras por la casa, dando brincos y  volteretas. Nos puede parecer una locura, pero para los gatos la noche es la hora en que cazan. Si tienes un gato joven  que ha estado solo todo el día, estará más inclinado a este tipo de actividades nocturnas, pues probablemente pasó todo  el día dormitando mientras tú estabas fuera y decide que la mitad de la noche es la hora adecuada para jugar.

  • Golpea con sus patas el suero fuera del arenero

Algunas veces los gatos salen fuera de su bandeja de arena después de hacer sus necesidades y rascan el piso alrededor  del arenero en lugar de escarbar dentro de él. Tu gato te está diciendo que no le gusta su arenita, así que está haciendo  los movimientos como si estuviera cubriendo algo, sin tener que tocar la arena. Puede ser porque limpias pocas veces la bandeja y hay heces antiguas

  • Se lame y muerde

Algunos gatos se muerden y se lamen hasta el punto en que se provocan heridas. Los gatos se muerden a si mismos para  aliviar el picazón, no se dan cuenta de que el alivio es temporal. Si tu gato se está mordiendo a si mismo debes llevarlo al veterinario para descubrir la causa del picor

  • Rasca el vidrio de las ventanas

Algunos gatos se sientan en la ventana y tocan el vidrio con sus patitas cuando ven a otro gato o a pájaros. Es una frustración por barrera, hay algo que les impide estar afuera con los animales que les gustaría alcanzar, y cuando araña  la ventana, están probando la resistencia de la barrera

Fuente: Perros y compañia

Imagenes: Pinterest 

Categorías:gato, gatos, remedios, revista

El gato se acicala

El pelo de un gato es algo más que una cuestión de apariencia. Además de ser la carta de presentación del felino, sirve de protección contra los elementos y es un aislante natural contra el frio y el calor

El gato deja de acicalarse por tres motivos fundamentales: Enfermedad, obesidad o depresión. Un gato enfermo o con  fiebre no se acicala y, cuando retorna la costumbre, es indicador de que su estado está mejorando. El gato obeso no  puede acicalarse correctamente puesto que no puede acceder a la mayoría de las zonas, lo que puede causar  inflamaciones e infecciones que deberán ser valoradas y tratadas por el veterinario. El gato deprimido tampoco se acicala y se abandona. Debemos ayudar al animal a salir de ese estado y, mientras tanto, mantenerlo limpio y aseado. El  gato mayor, senior o geriátrico también puede abandonar la costumbre de acicalarse debido a dolor o malestar. En ese  caso, aparte de consultar al veterinario sobre el estado general de salud de nuestro animal, nos encargaremos de cepillarlo periódicamente de forma que mantenga su pelaje en el mejor estado posible. 

El color del gato viene determinado por la herencia genética y, si bien en unos casos, puede suponer una clara  desventaja. Por ejemplo, el color negro, ofrece ventajas al gato silvestre,  en su actividad como cazador nocturno. Sin  embargo, el mismo color para un gato callejero en medio de la ciudad, puede convertirlo en victima de un atropello al  resultar “invisible” en la oscuridad.

Cuantos pelos

Aunque para la mayoría de nosotros pasa desapercibido, la inmensa mayoría de los gatos presentan tres tipos de pelo, que dan como resultado el manto sedoso que nos gusta acariciar. Más profundo a la piel existe un pelo corto con gran capacidad aislante, semejante al algodon, llamado “subpelo” o “pelo secundario”; otro llamado “intermedio”, de longitud media y bastante duro y por último el “pelo primario” que actúa como cobertura de todos los demás. No todos los gatos presentan necesariamente las tres variantes de pelo. Incluso en alguna, ninguno. Por ejemplo el devon rex, carece de pelo y por ello es especialmente sensible a corrientes de aire, frio y calor.

Los bigotes

Mención aparte merecen los bigotes que funcionan como receptores de tacto y que se denominan vibrisas. Son extremadamente sensibles y proporcionan al gato una gran cantidad de información como, por ejemplo, la presencia de obstaculos, presas, distancia, corrientes de aire e incluso dimensiones de espacios a atravesar. Este último detalle es especialmente importante en gatos silvestres que sobreviven gracias a su instinto y su buena forma. Actualmente entre los gatos domésticos se ha extendido cierta tendencia a la obesidad que hace que no todos nuestros gatos, pasen por el espacio que limita sus vibrisas.

Las vibrisas son los primeros pelos que se desarrollan en el utero materno. Poseen el doble de grosor que cualquiera de los otros tipos de pelo y se insertan profundamente en la piel. cada pelo dispone de su propio musculo erector que le dota de movimiento y la raiz de cada uno de ellos se aloja dentro de una cápsula rellena de sangre conectada a una red de nervios sensoriales. Por eso no se deben cortar, aunque, se renuevan de forma natural cada cierto tiempo, por lo que no es raro encontrar alguno de vez en cuando. Estos pelos, denominados vibrisas dotan de expresividad a nuestro gato. Los bigotes acompañan al movimiento de las orejas, ojos, y son un claro indicador del estado de animo del felino. Los gatos tienen 4 tipos de vibrisas: Mistaciales que son los bigotes propiamente dichos. Genales, que crecen en los laterales de los ojos. Superciliares, que nacen por encima de los ojos. Mandibulares, que salen de la barbilla. Además de esos, encontramos receptores de tacto en la parte trasera de cada pata delantera.

Ritual de acicalamiento

Las sesiones de acicalamiento son especialmente meticulosas, y hay estudios que relacionan el acicalamiento al reloj biológico del felino, como ocurre en el caso de sueño. Para este ritual, el gato utiliza fundamentalmente la lengua que tiene cubierta de papilas, una especie de ganchos que apuntan hacia la parte interna y que actúan como un “peine” natural. También se ayuda de las garras delanteras para lavarse las zonas inaccesibles a la lengua, como la cabeza, la cara o el cuello. En ocasiones usan los dientes y las uñas para eliminar restos de comida o parasitos molestos.

Si alguna vez os fijais bien en el ritual de acicalamiento de un gato, comprobareis que siguen un orden en concreto. El gato se instala sentado y comienza por lamerse los labios. a continuación, humedece el lateral de una pata y se lava la parte de la cara correspondiente a ese lado, nariz, y orejas. Repite la secuencia en el otro lado. cuando la cara está limpia, empieza por las patas delanteras, hombros y laterales. a continuación, se centra en las patas traseras, primero la parte exterior y luego la parte interior seguido de la zona genital. El proceso concluye con el acicalamiento de la cola, empezando por la base hasta llegar a la punta.

Hay zonas donde el gato no puede llegar por si solo, como por ejemplo detras de las orejas y en la base del cuello. Por eso le encanta que le acariciemos en esos puntos aunque tambien agradece que otros gatos amigos, se encarguen de la limpieza de esas zonas.

Razones para el acicalamiento

Los gatos dedican muchas horas al dia para mantener su pelaje en perfecto estado. De hecho es la segunda actividad a la que más tiempo dedica, después de dormir. Parece que el acicalamiento es una conducta instintiva , pues incluso gatitos de 3 semanas, ya se inician en este arte, convirtiendose en expertos a las seis semanas de vida. Las ventajas que le proporciona esta labor son innumerables y, el mero hecho de acicalarse de forma normal, contribuye al equilibrio mental del gato. Algunos efectos beneficiosos del acicalamiento son:

  • Proteccion contra el agua y la suciedad: El acicalamiento mantiene la piel limpia, desenredada y sin pelos sueltos, lo que ayuda a regular la temperatura del cuerpo del felino. Separar cada pelo mejora la capacidad aislante puesto que distribuye las secrecciones sebáceas por toda la superficie.
  • Marcaje por olor:  El gato depende de la información olfativa y el hecho de renovar el olor propio por todo el cuerpo, contribuye a afianzar su seguridad. Por ello no es raro ver a un gato recién bañado emplearse a fondo en lamerse hasta restablecer de nuevo su olor. Un gato que caza para comer, invierte largos periodos en reinstaurar su olor propio tras el banquete. Detesta el olor de la presa puesto que delata su presencia para otras presas y le vuelve vulnerable ante otros depredadores. La sensibilidad del gato hacia otros olores le hace especialmente esmerado en el acicalamiento
  • Marcaje como acto social: Los gatos selimpian unos a otros, sobre todo en aquellas zonas donde no llegan por medios propios. Tambien suelen lamer al propietario como signo de confianza extrema.
  • Control de parasitos: una piel limpia es una piel sana. Los gatos son mucho menos propensos que los perros a las infecciones parasitarias o bacterianas de la piel y, aunque es imposible que un gato acabe con una plaga de piojos, pulgas, o garrapatas a través del lamido, si es cierto que puede deshacerse de alguno de estos incomodos “vecinos” y darnos la voz de alarma sobre la situación.

A veces el gato usará el acicalamiento como una forma de tranquilizarse. No es raro ver este comportamiento en gatos que acaban de tener un pequeño “conflicto” con otro gato de la casa o ante situaciones que le causan desconcierto como por ejemplo cuando se cae al suelo por calcular mas un salto

Cuando acicalarse se convierte en un problema

En la rutina diaria de acicalamiento, el gato puede llegar a ingerir grandes cantidades de pelo (beozares o bolas de pelo) que pueden llegar a producirle problemas de salud con síntomas dispares como vómitos y estreñimiento. Para evitar llegar a esta situación, podemos ayudar a nuestro amigo mediante el cepillado periódico y la administración de malta que ayuda a expulsar de forma natural el pelo ingerido.

Los problemas dermatológicos del gato pueden tener multiples orígenes como una deficiente alimentación, estrés, infecciones, parásitos… En casos extremos, el lamido llega a provocar zonas sin pelo y lesiones en la piel, sobretodo en la zona de flancos y cola. Suele ser la consecuencia directa de situaciones de estrés pues, como se ha comentado antes, el gato utiliza el acicalamiento como una forma de obtener bienestar. Si observamos este tipo de lesiones, es importante visitar un veterinario y descartar enfermedades fisicas antes de centrarse en un problema de comportamiento.

Cuando el pelo parece ser el problema

Contrariamente a lo que se cree popularmente, el pelo de gato no es lo que produce los sintomas alergicos en los humanos. En realidad, la responsable es la proteina alergénica denominada Fel D1, segregada a través de la saliva y de las glandulas sebáceas del felino. Cuando se acicala la piel, nuestro gato esparce esta proteina por el pelo. La concentraciones del Fel D1 sobre la piel estan bajo control hormonal, por tanto, la castracción influye notablemente en su reducción.

Actualmente, existen tratamiento para minimizar los alergénicos de superficie en los animales, que causan los sintomas de alergia en los humanos. Sin embargo, no se debe perder de vista las medidas básicas de higiene a tomar para reducir el problema: estos pasarían por aumentar la frecuencia de la limpieza y evitar los depósitos de  polvo, lavando frecuentemente las areas de descanso del gato. Todo ello contribuirá a una mejor convivencia entre persona y gato

Creando vinculos

No hay nada mas gratificante que participar en el acicalamiento del gato. Podemos disfrutar de su compañía  mientras le cepillamos suavemente, ayudando a mantener su pelo limpio y sano. En muchas ocasiones, nuestro gato, nos lamerá como una forma de demostrar su complicidad con nosotros. 

Fuente: Pelo Pico Pata

Categorías:gatos, revista Etiquetas: , , , ,

Un gato viejito

Un gato se considera adulto a partir del año y medio de edad, aunque por lo general al cumplir los 5-6 meses de vida ya está totalmente desarrollado y puede reproducirse. Cuando el gato llega a los 10 años, empezamos a hablar de un gato  mayor, y pueden aparecer síntomas de vejez

La longevidad media de un gato está entre los 10 y 15 años, pero algunos han llegado a vivir hasta 25 años. Hay muchos factores que influyen en su longevidad. Los gatos que viven dentro de casa y son alimentados adecuadamente viven más  años, en contraposición, los gatos asilvestrados de la calle tienen una media de vida de 3 a 6 años, ya que aparte de los peligros a los que se tienen que enfrentar a diario (atropellos, envenenamiento, perros), están expuestos a enfermedades  como la Leucemia y la Inmunodeficiencia felina y a peleas con otros gatos. Los gatos asilvestrados o salvajes que viven en zonas rurales (granjas, bosque,) pueden llegar a vivir los mismos años que cualquier gato doméstico que vive en el  interior de casa

Cómo reconocer la ancianidad 
Hay gatos que pese a tener 10 años o más no lo aparentan, pero habitualmente empezamos a darnos cuenta de su  envejecimiento por los siguientes síntomas:

  • Descenso de actividad: Hay un descenso notable de su actividad. Prefiere descansar y dedica más horas a dormir. Puede  seguir teniendo algunos ratos de juego, pero menos frecuentes o de menor intensidad.
  • Problemas para comer: Los gatos cuya alimentación se ha basado en alimento blando o comida casera, acumulan  mayor cantidad de sarro en sus dientes. Cuando son mayores, los gatos con mucho sarro pueden padecer  Gingivitis (inflamación de las encías) o estomatitis (inflamación generalizada de las encías y de los tejidos de  soporte), lo que hace que sienta dolor al comer llegando incluso a dejar de hacerla. Es necesario revisar  periódicamente la boca de nuestro gato, para comprobar que no tiene sarro ni las encías inflamadas. Una  alimentación basada en pienso ayuda a controlar estas acumulaciones de sarro. (Nota mia: no hace falta que sea problema de gato mayor, Linsha con 2 años ya tuvo gingivitis, ha sido hacerle una limpieza dental y ha desaparecido la gingivitis)
  • Problemas en la bandeja de arena: Muchos gatos a hacerse mayores presentan dolores articulares o musculares,  sobre todo en las patas traseras y en la cadera, lo que origina que dejen de saltar a lugares donde antes subían,  como sillas, mesas, e incluso su propio rascador. lgualmente, ocurre en muchos casos que el gato comienza a  hacer sus necesidades fuera de la bandeja, pero justo al lado. Esto se identifica con un problema con el arenero. Si  nada ha cambiado en casa, puede ser que para entrar en la bandeja sienta dolor en las patas traseras, esto justifica  que se encuentre más cómodo haciendo sus necesidades en el suelo porque no tiene que hacer tanto equilibrio y  por io tanto tiene menos dolor. El hacerla aliado de la bandeja, nos da la pista: el gato realmente quiere hacer sus necesidades allí, pero por algún motivo no puede, y lo hace aliado. Por el contrario, si hace sus necesidades en otro lugar de la casa, podemos estar hablando de otros muchos problemas que habría que estudiar.
  • Disminución de sus sentidos: El gato mayor, al igual que las personas, pierde sensibilidad olfativa, de oído y de visión. Esto puede producir una falta de atención o torpeza en sus movimientos que habrá que observar.
  • Cambios  de humor: El gato mayor busca tranquiliad y puede resultar irritable si se le molesta, sobre todo si hay  en casa animales más jóvenes que intentan jugar con él, o si nosotros somos demasiado agobiantes intentando abrazarle todo el tiempo. Hay que respetar sus horas de sueño y tranquilidad. Un compañero demasiado joven y  nervioso no es recomendable para un gato mayor.
  • Falta de higiene: La falta de higiene es un síntoma de enfermedad o dolor, pero si hablamos de gatos mayores, hay  una disminución en su propia higiene personal, dedicando menos tiempo a lavarse a sí mismos. Normalmente es  porque tiene algún dolor físico que le impide por ejemplo, lavarse la zona trasera (caudal), o problemas en la  oca. El pelaje de los gatos mayores suele ser menos reluciente y suave que el de un gato joven.
  • Problemas renales: Una de las mayores causas e fallecimiento en gatos de edad avanzada es una insuficiencia o  fallo renal. Normalmente este problema comienza con el gato orinando fuera de su bandeja, en superficies horizontales y blandas (camas, sofás, ropa). En estos casos se recomienda hacerle una analítica de orina gato para comprobar si está todo bien.
  • Aumento de peso: Debido a la falta de actividad, los gatos mayores tienden a engordar. Es cuando debemos revisar su dieta y darle la alimentación adecuada. Nuestro veterinario puede ayudamos a elegir el alimento ideal.
  • Diabetes: Es una enfermedad muy común, sobre todo en gatos mayores  y obesos, por eso debemos cuidar su alimentación. Notaremos que el gato bebe mucha agua y adelgaza aunque come mucho.
  • Posibles tumores: Los gatos y gatas sin esterilizar tienen mayor tendencia a padecer tumores, las hembras en las  mamas y los machos en la próstata. También las hembras sin esterilizar son más propensas a padecer piómetras,  que es una infección del útero. Los gatos esterilizados a edades tempranas tienen menor riesgo de padecer cáncer.
  • Otros síntomas: Hay otros muchos síntomas que pueden indicar que nuestro gato comienza a ser mayor, muchos son síntomas de diversas enfermedades que padecen los gatos con mayor frecuencia en edad avanzada. Es por ello  que ante cualquier cambio que apreciemos en nuestro gato consultes con el veterinario.

Recomendaciones para tener un viejito feliz

A partir de los 8 años de edad es necesario una visita anual al veterinario para comprobar su estado de salud. Comer bien es un seguro de buena salud. Una correcta alimentacion basada  en pienso de alta calidad y frecuentes pequeñas dosis de comida humeda, aseguran una  nutricion sana y equilibrada para nuestro gato Es ideal que juguemos con nuestro gato a  diario para que siempre este en forma, mental y fisicamente, proponiendole juegos que  impliquen caza de objetos o comida, nunca nuestras manos. Evita provocar situaciones de estres o tensión para el gato, respetando sus horas de sueño y no molestándolo

(Fuente: Pelo Pico Pata)

Categorías:gato, gatos, revista

Advance regala guia de gatitos

De la mano de “Pelo pico pata” me entero que regalan una guia siguiendo estos simples pasos. No es muy extensa pero asi os entreteneis el fin de semana y no os cuesta nada conseguirla:

La empresa Affinity a través de su marca Advance, regala a sus fans de Facebook la exclusiva Guía Advance del Cuidado del Gatito. Esta es la primera guía de gatos que Advance regala a través de la red social donde cuenta actualmente con más de 10.000 seguidores. El gato es, sin lugar a dudas, uno de los animales domésticos más fáciles  de cuidar y de mantener, sin embargo, no es autosuficiente. Requiere de ciertos cuidados como todas las mascotas, y  sobre todo, cuando son pequeños. La atención que le dediquemos los primeros meses será fundamental para disfrutar  de la compañía de un gato sano y educado. Para conseguiria, el consumidor sólo tiene que hacerse fan en el Facebook de Advance y Automáticamente, en la pestaña “Guía Gatito Gratis”, se podrá descargar el documento en PDF.La Guía  Advance del Cuidado del Gatito, de 28 páginas, contiene útiles consejos sobre cómo acoger un felino en nuestra casa,  su educación, su socialización, su higiene,su salud, la prevención sanitaria que debemos tener en cuenta y,sobretodo,  recomendaciones sobre su alimentación.
Más información en Facebook: http://www.facebook.com/Advance.affinity?sk=app_1894913044 72416

Categorías:gato, gatos, libros, revista

Suscripción a la revista “el gato en casa”

Hara una semana que me llegó la revista “el gato en casa“, la cual se puede ver online tambien, pero no me gustá como la tienen para ver, en lugar de ponerla toda en un pdf para leerla de un tiron, cada articulo es un archivo, por ello os animo a que os suscribais si vivis en España. Tanto la revista como el envio es gratuito

Categorías:gato, gatos, revista Etiquetas: