Archive

Archivo de Autor

Choca esos 5

choca esos 5

Categorías:gato, gatos Etiquetas:

GIFs de gatos

me encanta su cara de reflexion

 

Categorías:felino, gato, gatos Etiquetas:

I Cat Film festival

El mes pasado se celebró en Minneapolis el 1er festival de videos de gatos.  Esperemos que haya sido un exito y se siga celebrando los próximos años. Os dejo con los 5 principales aunque podeis ver varios mas en la web de Mashable

Numero 5 The two talking cats

Numero 4 The mean kitty song

Numero 3 Surprised kitty

Numero 2 Very angry cat

Numero 1 Nyan cat

Para mi el favorito es Stalking cat

Categorías:gatos

Los bebes crecen mas sanos con gatos

Perros y gatos logran que el bebé crezca más sano
Los animales fortalecen su sistema inmunológico, por lo que el cuerpo del niño estará mejor preparado para defenderse de las enfermedades

Perros y gatos previenen las infecciones de oído del bebé. Pero además, los animales mejoran el sistema inmunológico del niño. ¿Cómo? El bebé que goza de la compañía de un peludo amigo en casa está en contacto con un número mayor de bacterias. Y esto, dicen los expertos, fortalece sus defensas. En este artículo se explica cómo perros y gatos cuidan de nuestra salud.

Los bebés que conviven con un perro o un gato en casa tienen menos problemas de salud y, por lo tanto, crecen más fuertes. Son las conclusiones de un interesante estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Finlandia entre 397 niños menores de un año y publicado en la prestigiosa revista científica ‘Pediatrics’.

Los investigadores analizaron cómo afectan las enfermedades respiratorias -y otras dolencias infecciosas- a los bebés, a quienes siguieron desde el embarazo hasta que los pequeños alcanzaron su primer año de vida. Resultó que los niños que vivían en casas con animales -con perros o gatos- tenían menos resfriados durante el invierno.

Perros y gatos previenen las infecciones de oído del bebé

La otitis, o infección de oído, es un problema frecuente en el bebé. Al menos la mitad de los menores de tres años la han padecido alguna vez, según la ‘Guía ABE. Infecciones en Pediatría’, escrita por el departamento de Pediatría del Hospital 12 de Octubre. A pesar de tratarse de una dolencia habitual en los pequeños, los investigadores finlandeses encontraron que los bebés que tenían más relación con perros y gatos la padecían menos. Además, esos niños precisaron tomar menos medicamentos, incluso cuando cayeron enfermos.

“Los niños con perros y gatos en casa resultaron ser más sanos que aquellos bebés que apenas tuvieron contacto con mascotas”, señalan los investigadores, encabezados por la doctora Eija Bergroth. Los científicos comprobaron cómo los niños que viven en hogares con animales tienen menos afecciones respiratorias. Los pequeños que disfrutan de la compañía de perros y gatos, asimismo, padecen menos infecciones de oídos (un 44% menos) y necesitan tomar menos antibióticos (29% menos), según esta investigación.

Los animales mejoran el sistema inmunológico del niño

Un bebé que convive con un amigo peludo en casa tiene más contacto con el mundo exterior. Un perro que sale a la calle durante sus paseos diarios, así como un gato que goza de la libertad de traspasar las fronteras domésticas, trae microorganismos a casa. Y ello, dicen los investigadores, es bueno para el pequeño, ya que contribuye a “fortalecer el sistema inmunológico del bebé”. Su ejército natural de anticuerpos se rearma, es decir, el niño crece más fuerte y más protegido frente a las infecciones y enfermedades.

“La suciedad traída a casa por los animales está relacionada con la variedad de bacterias con las que el bebé entra en contacto”, explican los investigadores. La diversidad de microorganismos fortalece el sistema de defensas del bebé, “reduciendo”, por tanto, “el riesgo de padecer enfermedades infecciosas”. Su sistema inmune se acostumbra a pelear contra diversos agentes patógenos, por lo que se prepara mejor para afrontar futuras enfermedades. En definitiva, el pequeño que vive con perros y gatos se constipa menos y padece menos otitis porque su cuerpo está mejor preparado para hacer frente a estas amenazas.

Cómo perros y gatos cuidan de nuestra salud
Los efectos positivos de contar con la compañía de un perro o un gato en casa han sido analizados por numerosos estudios, no solo con niños, sino también con población adulta. Los paseos al aire libre son saludables y necesarios para el perro, pero además ayudan al dueño a cuidar su cuerpo e, incluso, su corazón.
El beneficio del can sobre este importante órgano lo han estudiado, entre otros, los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) del Gobierno de Estados Unidos. Estos concluyeron que la esperanza de vida de las personas que habían padecido un ataque cardiaco aumenta cuando conviven con un perro.
Perros y gatos también reducen el riesgo de que los ancianos sufran una depresión, entre otros motivos, porque les implica asumir la responsabilidad de cuidar de sus peludos amigos. Y los animales saben dar cariño a raudales cuando este es recíproco. Tener un animal en casa, y quererle como se merece, nos hace, en suma, más felices.

(Fuente: consumer)

 

Categorías:gatos

Sniper

Categorías:gatos Etiquetas:

y rodear la piscina?

13/08/2012 1 comentario
Categorías:gatos, perros Etiquetas:

El gato en vacaciones

03/08/2012 1 comentario

!Por fin vacaciones! Estamos planeando un viaje y pensamos en nuestro gato, ¿se querrá venir con nosotros? ¿Cómo lo llevamos de viaje? Sigue leyendo y encontrarás respuesta a todas tus dudas.

Pasaporte felino:

Desde el año 2004 es obligatoria la obtención del pasaporte europeo para animales de compañía como el gato, si queremos viajar con nuestras mascotas por los países miembros de la UE. Los requisitos para poder obtener el  pasaporte veterinario son:
– Nuestro gato deberá estar – Los datos del microchip han de coincidir con los del propietario.
– El gato debe estar vacunado o revacunado contra la rabia.
– Los animales menores de 3 meses no pueden obtener el pasaporte, para desplazarlos por la UE, siendo necesario la autorización del Estado Miembro de destino.
– Reino Unido, Irlanda y Suecia exigen medidas adicionales.

Hay una cosa muy importante que debemos saber,los gatos son sedentarios. Prefieren permanecer en su territorio, un lugar conocido y donde se sienten seguros, no les gusta cambiar de zona y tampoco les gustan los  viajes, sean coche u otro medio de transporte; para ellos supone un estrés. El gato es territorial y necesita tiempo para ir impregnando el nuevo entorno de sus feromonas de identificación, ir reconociendo los sonidos del lugar para no asustarse, las personas nuevas, otros animales. Depende mucho del carácter de cada gato, los gatos muy asustadizos no deberían ser cambiados de sitio porque tardan más en adaptarse y además corremos el riesgo de  que escapen y se pierdan, necesitan más tiempo para estar cómodos y recuperar el equilibrio.  Un gato poco asustadizo tardará menos en adaptarse, pero debemos tener en cuenta que si hay perros u otros gatos en el lugar  nuevo hemos de conocer qué pautas debemos realizar para que tanto las presentaciones como la adaptación de todos sean progresivas.

Vacaciones cortas

Si llevamos a nuestro gato a un lugar nuevo, tardará un tiempo en adaptarse, desde pocos días hasta semanas, dependiendo del carácter del animal. Por esta razón, si nuestras vacaciones son cortas, si nos vamos una semana o  menos, lo ideal es que el gato se quede en casa. Una semana es más o menos el tiempo mínimo que tarda el gato en adaptarse a un nuevo territorio, una vez superado el estrés del viaje de ida, así que para vacaciones cortas es preferible no someterle a un viaje y que se quede tranquilo en su territorio conocido. Buscaremos una persona que vaya a verlo a diario, a limpiar su bandeja, ponerle agua fresca, comprobar que tiene comida,jugar un poco con  él o hacerle compañía si el gato quiere, pues para los gatos muy asustadizos lo mejor es respetar su tranquilidad ya que en ausencia del dueño se asustan. Debemos dar indicaciones precisas a la persona que cuidará del gato en nuestra ausencia, sobre su carácter y sitios donde suele esconderse, para evitar sustos innecesarios. También debemos dejar a mano la cartilla sanitaria y los datos de contacto con su veterinario o clínica de urgencias.

Vacaciones largas

Si nuestras vacaciones son un poco más largas, podemos probar la opción de que algún amigo o familiar se quede en nuestra casa durante ese tiempo, así evitamos cambiar de lugar al gato. Para vacaciones muy largas podemos Ilevarlo con nosotros si es un lugar seguro para él. En este caso el gato necesitará un tiempo de adaptación y unas sencillas pautas para sentirse tranquilo. La última opción es llevar al gato a una residencia felina, que debemos visitar previamente para conocer las condiciones en que se encuentran alojados los animales, y si tenemos referencias de otras personas de confianza(o un cuidador de gatos), mejor. Una residencia debe cumplir unos requisitos mínimos para nuestro gato, como son estancias separadas e individuales, riqueza y estimulación ambiental para los animales, personal con amor por los gatos a su cargo, buen manejo y conocimiento para que puedan ayudar al gato en su adaptación a  la nueva estancia temporal.

Preparar el viaje

Si queremos llevar a nuestro gato de viaje con nosotros, hay algunas cosas que deberíamos tener en cuenta. Cuando tengamos que trasladar un gato, para su seguridad debemos lIevarlo en un transportín. La mayoría de los gatos lo pasan muy mal dentro del transportín porque lo relacionan exclusivamente con salidas a lugares poco agradables, como el veterinario. Es conveniente hacer una adaptación positiva del gato con el transportín, para que le resulte cotidiano. Podemos dejar el transportín siempre visible, como si fuera parte del mobiliario de la casa, poniendo una camita en su interior, o dándole de comer algo rico todos los días dentro del transportín, sin cerrarlo. Si le cuesta mucho entrar porque no se fía, podemos probar inicialmente con la parte baja del transportín, quitando la cubierta, y paulatinamente ir poniéndola. Así conseguiremos que el gato se meta solo sin tener que forcejear con él para que entre cada vez que le sacamos a la calle, ya que supone un estrés para ambos. Hay una gran variedad de transportines, en tela, plástico, metal, etc. Los más seguros son los de plástico con puerta lateral, son más   robustos y en verano no dan tanto calor como la tela, además son más fáciles de limpiar y desinfectar. Dentro del transportín el gato debe poder ponerse de pie y darse la vuelta, así sabremos que es de su tamaño. El gato no  puede viajar agachado. en un transportín demasiado pequeño. Si llevamos a más de un gato y se llevan bien podrán ir juntos, pero en este caso el transportín ha de ser más grande. A la hora de llevar el transportín, si es de plástico con asa superior, ten cuidado de no cogerlo por el asa porque se puede desprender y al caer el transportín al suelo se abre, el gato se asusta y se puede perder. Es más seguro llevar el transportín en brazos, cubriendo la puerta con uno de nuestros brazos. Asegúrate de haberlo cerrado bien antes de salir de casa. Intenta llevar contigo mantas y juguetes con olor de casa y del gato al lugar de vacaciones.

El viaje en avión

Si vamos a viajar en avión, es conveniente precintar el transportín con cinta de embalar, cubriendo la puerta y poniéndole bridas para evitar que se abra, pues durante el viaje puede recibir golpes por la manipulación del personal del aeropuerto. Lleva cinta de embalar y bridas adicionales contigo, porque en el aeropuerto pueden obligarte a sacar al gato para pasarlo por el escáner. Dependiendo de la compañía aérea, el gato viajará en cabina contigo o en la bodega del avión. Si va en bodega, ten en cuenta que es un lugar frío, por lo que es conveniente colocar una mantita dentro del transportín para que esté calentito. También, si le das algún tranquilizante, su  temperatura corporal suele descender, así que hay que procurar que el gato viaje abrigado. (Yo personalmente no llevaria el gato en ninguna bodega de avión, no son pocos los casos que conozco de fallecimiento de mascota por lo que mejor informaros con la compañia si el gato va en cabina con vosotros. A una altura de 10 kms la temperatura es de -55ºC en un dia de verano)

Si viajamos a otro pais

Es imprescindible conocer las exigencias sanitarias del país al que vamos a viajar, puesto que cada uno tiene unos requisitos propios. A veces exigen hasta 6 meses de cuarentena y control veterinario previos al viaje, además de un pasaporte veterinario, por lo que has de prepararlo con mucha antelación. Consulta con la embajada correspondiente y con tu veterinario. Antes de viajar,asegúrate de que tiene el microchip activo y tus datos de contacto  son correctos. Puedes hacerla leyendo el chip en el veterinario más cercano para comprobar que está activado y luego llamando a la base de datos de microchip de tu comunidad autónoma para confirmar que todos los datos están bien. Si tienes alguna duda consulta con tu veterinario.

Llegada a un nuevo lugar

Cuando un gato llega a un lugar nuevo necesita un tiempo de adaptación con unas pautas muy sencillas. Para evitar demasiado estrés, le prepararemos una habitación (un “lugar seguro”) con todas sus cosas: comedero y bebedero, bandeja de arena, rascador, juguetes y lugares para dormir. Aquí le dejaremos al menos durante un día o dos para que se acostumbre y empiece a explorar poco a poco y a marcar con sus feromonas. Si no hacemos esto y le dejamos libre por todo el lugar nuevo sin más, podrá sentirse muy inseguro, asustarse y esconderse durante mucho tiempo en cualquier lugar que encuentre. Los gatos más asustadizos o tímidos quizás tarden unos días  en comer y hacer sus rutinas diarias. Poco a poco podrás ir permitiendo que salga a explorar el entorno, dejando siempre abierta la puerta de la habitación donde tiene todas sus cosas, por si se asusta, ya que siempre volverá a ella.  Acompáñale y deja que sea él quien explore todo el lugar, pero ten especial cuidado con las ventanas y lugares por donde el gato pueda meterse. Cuando el gato ya se sienta más tranquilo y camine con seguridad portado el entorno, entonces podemos colocar su comedero y bebedero, bandeja de arena y rascador en sus lugares definitivos, enseñándole dónde están. i Felices vacaciones!

Fuente: Pelo Pico Pata

Categorías:gatos, revista