Inicio > gato, gatos, remedios > Remedios: pulgas

Remedios: pulgas

PULGAS
19 formas de vencerlas


¿Ha descubierto una pulga en el cuerpo de su animal de compañía? Pues aún no ha visto nada. En el lapso de 1 mes, esa pulga (con la colaboración de unas cuantas novias) puede llenar su casa con 250.000 descendientes.
Peor aún, por cada pulga que vea en el pelo de su animal, calcule que hay unas 100, en un estadio de desarrollo u otro,  fuera de su cuerpo: en el jardín, en el suelo, en la ropa de cama o en la tapicería. Estos minúsculos insectos son extraordinariamente difíciles de eliminar. De hecho, es probable que nunca consiga erradicarlos por completo de la casa  o el jardín. Sin embargo, puede evitar que las pulgas hagan la vida imposible a su animal de compañía. A continuación le decimos lo que debe hacer.

Para perros y gatos

  • Empiece con un buen baño. Siempre que su mascota no se niegue a meterse enla tina, conseguirá expulsar muchas pulgas por el sumidero lavando su pelaje con un champú suave, especial para animales de compañía. Si continúa  rascándose después del primer baño, dele otro baño, esta vez con un champú antipulgas. Para bañar a un gato -suponiendo que el suyo sea uno de los raros especímenes que se lo permita- use siempre productos específicos para  felinos. Recuerde que un producto inocuo para los perros puede resultar tóxico para los gatos.

 

  • pruebe una limpieza en seco. Como alternativa al baño, use un champú «seco», de los que hacen espuma sin necesidad de añadir agua. Es preferible darle un buen baño, pero usar un champú seco siempre será mejor que nada. Una vez más, recuerde que debe leer la etiqueta del producto para asegurarse de que éste es inocuo para los fe1inos.

 

  • Combata laspulgas con hierbas. Unas cuantas gotas de aceite esencial de poleo de eucalipto, mezcladas con el champú habitual del animal, actuarán como repelente para las pulgas. Sin embargo, nunca use aceite de poleo sin diluir,  pues puede ser tóxico.

 

  • Peínelo. Si peina al animal 1 vez al día con un peine antipulgas, conseguirá ahuyentar a unos cuantos parásitos. Durante el proceso, moje el peine de vez en cuando en un bol de agua jabonosa para ahogar a las pulgas que hayan quedado  atrapadas entre las púas.

 

  • Convierta a su animal en un ser poco apetitoso. «¡Puaj!» Esto es lo que usted desea que digan las pulgas después  de picar a su animal. Una forma de defraudar sus papilas gustativas es mezclar un poco de ajo y levadura de cerveza con  el desayuno de su mascota. A muchos animales domésticos les gusta el sabor de esta mezcla, de modo que no tendrá que disfrazarla. Y su animal será menos apetitoso para las pulgas.

 

  • Escoja el collar con cuidado. Los collares antipulgas tradicionales, impregnados con insecticidas, no suelen ser  eficaces cuando la infestación es importante. Además, pueden resultar irritantes para la piel del animal. Por eso es  preferible comprar un collar que contenga una hormona sintética antipulgas, como el metopreno. Estos collares son prácticamente inocuos para los mamíferos y esterilizan los huevos de pulgas, impidiendo su desarrollo. Es probable que en los meses cálidos, cuando las pulgas proliferan, caiga en la tentación de comprar un collar antipulgas  electrónico, pero los veterinarios aconsejan que no malgaste el dinero. Además de ser ineficaces, estos collares emiten  sonidos audibles para gatos y perros que pueden resultar molestos para el animal.

 

  • Use un aerosol. Si aplica un antipulgas en aerosol al pelaje de su animal, conseguirá interrumpir rápidamente el festín de las pulgas. Existe una amplia variedad de estos productos. Los más eficaces y menos tóxicos son aquellos que  contienen los insecticidas D-limoneno y piretrina (derivados de los crisantemos). También puede comprar un producto en aerosol con metopreno. Cuando pulverice el cuerpo del animal, mantenga el envase alejado de los ojos, las orejas, la nariz y la boca. La mejor forma de evitar el contacto del insecticida con estas zonas es aplicar el producto en la cara con una gasa. Quizá deba usar el mismo procedimiento con los gatos, ya que éstos suelen asustarse del ruido del aerosol. Siempre que compre un insecticida, lea con atención la etiqueta para asegurarse de que es adecuado para su animal.  Algunos productos inocuos para perros pueden ser extremadamente peligrosos para los gatos.

 

  • Empólvelo de pies a cabeza. Los polvos antipulgas no son tan eficaces como los productos en aerosol pero, aun así,  pueden resultar útiles para controlar las pulgas. Rocíe al animal con polvos desde el cuello a los pies, sin olvidar la cola.  Luego cepíllelo o peínelo para que el polvo entre en contacto con la piel. Para empolvarle la cara, ponga una pequeña  cantidad de polvos en la yema de los dedos y aplíquelos con suavidad, evitando la nariz y la zona de alrededor de los ojos.

 

  • Descubra la solución. La solución antipulgas -un insecticida en el cual se sumerge al animal- es más potente que los  productos en polvo o aerosol y puede proporcionar una protección duradera. Esta solución puede resultar útil en  infestaciones importantes, pero úsela con mucho cuidado y lea con atención la etiqueta del producto. Las soluciones  inocuas para perros pueden ser mortales para los gatos.

 

  • Recurra a la artillería pesada. Si las pulgas proliferan, a veces en necesario desparasitar la casa entera. Use  productos con metopreno o fenoxycarb, otra hormona que controla la reproducción de las pulgas. También son eficaces  los insecticidas con piretrina.

 

  • Use diatomeas. Las diatomeas son unas algas microscópicas que pueden usarse como alternativa a los insecticidas.  Absorben la sustancia cerosa que recubre a la pulga, secándo la y matándola. Rocíe las alfombras y muebles tapizados  con estas algas. También puede ponerlas en las ranuras de los zócalos con un paño para el polvo. Use una mascarilla y  gafas protectoras para que las pequeñas partículas de polvo no penetren en sus ojos ni en sus vías respiratorias. Distribuya las algas con una escoba y, después de un día, retírelas con una aspiradora. Las diatomeas, que se venden en  tiendas de artículos para animales domésticos, pierden su eficacia en contacto con el agua, de modo que sólo pueden  usarse en el interior de la casa. Pero evite la variedad glasificada que se usa en los filtros de las piscinas, pues no es eficaz para eliminar las pulgas y puede ser tóxica si se inhala.

 

  • Absorba las pulgas. Pasar la aspiradora al menos 1 vez a la semana es una medida no tóxica, extremadamente eficaz  para controlar la proliferación de las pulgas. Dé prioridad a las zonas donde su animal pasa mucho tiempo, como  alrededor de su lecho. Asegúrese de pasar la aspiradora por todos los recovecos de la casa y por las rendijas de los zócalos y, sobre todo, no escatime tiempo al limpiar las alfombras.

 

  • Asésteles un golpe bajo. Para evitar que las  voraces pulgas escapen de la aspiradora, saque la bolsa, envuélvala en  plástico y colóquela en la nevera o a la luz directa de! sol. Las temperaturas extremas -tanto bajas como altas- matan a  las pulgas.

 

  • Déjelas sin escondites. Cuantos más trastos tenga en su casa, más posibilidades tendrán las pulgas de escapar a su  persecución. Por lo tanto, no deje cajas, juguetes o libros en el suelo.

 

  • Tiéndales una trampa. Si las pulgas se han convertido en un problema, ponga una fuente de horno con agua en el suelo y deje una lámpara encendida encima. Dado que el calor atrae a las pulgas, algunas saltarán hacia la luz y caerán en el agua, donde se ahogarán. Aunque esto no resolverá el problema, en la lucha contra las pulgas cualquier baja cuenta.

 

  • Restrinja el paso a su animal. Cuanto menor sea el número de habitaciones que frecuente su animal de compañía,  menos lugares tendrá que desinfectar. Su mascota no se molestará porque le cierre unas cuantas puertas y usted se  ahorrará mucho trabajo.

 

  • Acuérdese de hacer la colada. Lavar el lecho del animal al menos 1 vez a la semana ayudará a mantener a raya a las pulgas. Si el animal duerme en un cojín o en una colchoneta difíciles de lavar, proteja la superficie con una sábana  pequeña o una toalla grande. Sin embargo, cuando retire la toalla para lavada, pliéguela con cuidado para atrapar las   pulgas y sus huevos. De lo contrario, caerán al suelo y se desperdigarán por la habitación.

 

  • Proteja su coche. Si acostumbra a llevar a su animal doméstico en coche, cubra la zona donde él se sienta con una  sábana que deberá lavar con regularidad. Recuerde: no hay nada peor que un coche lleno de pulgas. También es conveniente pasar la aspiradora por el coche con frecuencia y, en caso necesario, pulverizar el interior del vehículo con  un producto antipulgas en aerosol.

 

  • Contrate a una brigada de gusanos. Para acabar con la infestación en el jardín, los expertos recomiendan usar  nemátodos: unos gusanos microscópicos que se alimentan de las larvas y ninfas de muchos insectos, entre ellos las  pulgas. Los nemátodos pueden comprarse en tiendas de artículos para jardinería (un envase de 300 g contiene  aproximadamente 100 millones de gusanos). Póngalos en el atomizador de la manguera y distribúyalos por todo el  jardín, favoreciendo las zonas húmedas y sombrías, donde hay mayor abundancia de pulgas. Cuando las pulgas  desaparezcan, también lo harán los nemátodos.

CÓMO BAÑAR A SU GATO
Bañar a un gato -para eliminar las pulgas o con cualquier otro propósito- es tan sencillo como luchar contra una  alambrada de púas. Si su gato detesta el agua, saldrá de la bañera de inmediato, saltando por encima de cualquiera que se interponga en su camino, incluido usted. Estos son algunos consejos de los veterinarios para bañar a un gato sin resultar  herido. Organícese con antelación. Los gatos detestan el ruido del grifo, de modo que no lo lleve al cuarto de baño hasta que haya llenado la bañera. Mantenga su cara seca. A los gatos les aterroriza mojarse por encima del cuello. Por lo tanto,  introdúzcalo lentamente en el agua para evitar posibles salpicaduras. Póngale un ancla. Para mantener controlado a su  feroz felino, quizá desee invertir en un arnés sujeto por una correa con una ventosa en un extremo. La ventosa se   adhiere a la bañera o a los azulejos y retiene al gato en la bañera, dejándole las manos libres para lavado. Ayúdelo a mantener el equilibrio. Si cubre el suelo de la bañera con una alfombrilla de goma o con un cajón de leche de plástico, el  gato tendrá algo a lo que aferrarse. De ese modo reducirá las posibilidades de que le clave las uñas a usted.

NUEVA POLÍTICA DEMOGRÁFICA ANTIPULGAS

El control de la natalidad de las pulgas está a la vuelta de la esquina. En Estados Unidos, la Food and Drug Administration  ha aprobado un fármaco que podría cambiar radicalmente la estrategia de la lucha contra las pulgas. A diferencia de los antipulgas en polvo y aerosol, este fármaco no contiene insecticidas, sino un compuesto denominado lufenurón, que  inhibe la maduración de los huevos de las pulgas. Cuando una hembra se alimenta de un animal tratado con este  medicamento se queda estéril. Aunque este fármaco no desterrará para siempre otros métodos de desparasitación, sin lugar a dudas facilitará la solución del problema.

(Fuente: Remedios caseros para perros y gatos)

Anuncios
Categorías:gato, gatos, remedios Etiquetas:
  1. 22/01/2015 en 21:54

    El ajo es tóxico para los gatos.En vez del ajo, use gotas de vinagre de manzana en el agua. A mi mi gatito le sirvió.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: