Inicio > gatos > Llevar mascotas en el coche

Llevar mascotas en el coche

Estamos en plena etapa estival*. Esto significa un montón de desplazamientos por carretera, yendo y viniendo  de nuestros destinos de ocio. Y muy a menudo, con nuestros compañeros perrunos. Sin embargo, no siempre lo hacemos de la manera más correcta. El desconocimiento de la legislación vigente, los métodos a veces poco adecuados para la sujeción y el transporte del animal, ocasionan un importante número de incidentes que, en ocasiones, pueden llegar a tener graves consecuencias.
(*Pertenece al mes de agosto)

A la cabeza de Europa
Dentro de la campaña “su seguridad, parte de ti” que royal Canin y el RACE llevan a cabo este año, se ha realizado una encuesta para conocer los hábitos de los conductores europeos. Se ha realizado en Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Portugal, Suecia, Suiza y Reino Unido. La mitad de los usuarios encuestados fuera de España reconocen llevar un sistema de retención para su animal, frente al 41% que lo lleva en el maletero, un 10% que lo lleva suelto o en brazos. Por paises alemania o Italia usan mas sistemas de seguridad para animales. Y por uso de elementos de seguridad, el 44% son trasportines sujetos al cinturon de seguridad. En España, el uso de sistemas de proteccion o separadores de mascotas en el vehiculo alcanza el 80% situandose entre los que mas utilizan sistemas de seguridad.

Cifras preocupantes
Según estudios realizados por el Real Automóvil Club de España (RACE),en colaboración con Royal Canin y con la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA), se revelan una serie de cifras cuanto menos preocupantes:
-El 70% de los conductores dueños de mascotas desconoce la norma que regula el transporte de mascotas
-El 54% desconoce la legislación que le afectaría como responsable de daños ocasionados
-El 51%reconoce haber sufrido situaciones de riesgo al volante por culpa de un animal
-El 20% reconoce no utilizar ningún sistema de protección cuando viaja con su mascota
-El 6% dice haber sufrido un accidente en el que estaba involucrada una mascota
En una encuesta realizada por Royal Canin y Race entre miles de usuarios sobre animales de compañía y seguridad vial, los resultados indican que el 51% de los conductores ha sufrido una situación de riesgo por culpa de un animal suelto. Estos datos deben hacemos reflexionar sobre la importancia de controlar a las mascotas.

RIESGO DE TRANSPORTAR UN ANIMAL SIN SUJECIÓN
Han sido realizados distintos tipos de estudios sobre el peligro de portar un animal suelto en el automóvil. El nombre genérico de estas pruebas es “Crash Test”, o test de impacto. Lo que se buscaba con ello era comprobar de forma numérica los peligros que entrañaba el que una mascota no llevara sujeción en un  coche circulando. Y no sólo los peligros para la propia mascota, sino también para el resto de los ocupantes y para la seguridad integral del vehículo. Si hablamos de un choque frontal a 50 kilómetros por hora, el animal sin retención podría producir un considerable impacto, multiplicando hasta 35 veces su peso en cuanto al efecto producido. ¿Qué significa esto? Que por ejemplo, un perro de 20 kilogramos ocasionaría una fuerza de impacto que superaría la media tonelada. Esto supondría una carga adicional para el resto de los pasajeros del vehículo, y podría llegar a superar la protección de sistemas de seguridad, como asientos, cinturones de seguridad o airbags.

SISTEMAS DE SEGURIDAD PARA MASCOTAS
Continuando con los estudios de prueba realizados, han sido analizados los métodos de seguridad y retención de mascotas más comunes. El precio no parece ser un factor limitante, pudiendo encontrarse sistemas adecuados a precios asequibles. Un punto fundamental será dónde y cómo se colocan. Repasemos  los distintos métodos.
Arnés con un punto de enganche al cinturón de seguridad o a la hebilla del cinturón.
Arnés con tres puntos de enganche al cinturón de seguridad.
Transportín sobre el asiento trasero con puntos de enganche al cinturón.
Transportín en el suelo del vehículo, tras el asiento delantero.
Transportín en el maletero.
Red protectora entre el maletero y el habitáculo del coche.
Rejilla rígida protectora entre el maletero y el habitáculo del coche.
En cuanto a la seguridad obtenida, la mayor parte de los sistemas fracasaron a una velocidad de 50 kilómetros por hora, utilizando para las pruebas maniquíes de perro de unos 20 kg, Y de gato de 4 kg. Esto provocaba  impactos contra el conductor o los pasajeros, resultando en daños para el animal e importante alteración de la seguridad del vehículo y sus ocupantes.

¿CUÁLES SON LOS RECOMENDADOS?
Según las características de cada sistema y los resultados obtenidos en los Crash Test, se ha llegado a unas conclusiones claras sobre estos sistemas. Los menos seguros eran los basados en arneses sujetos por un enganche al cinturón de seguridad. A cierta velocidad y según el peso del animal, esa sujeción se afloja y se  desplaza, o puede romperse absolutamente, impactando contra el respaldo de los asientos delanteros. Esto comprometerá la integridad de la zona lumbar del conductor, además de daños de intensidad variable para la mascota. Los arneses con tres puntos de anclaje no ofrecen una sujeción perfecta, pudiendo también desplazarse en caso de impacto brusco. Sin embargo, pueden ser una buena alternativa para vehículos con maleteros pequeños. Deben unirse a las hebillas del cinturón o a los anclajes Isofix para reducir los deslizamientos. Los transportines colocados sobre el asiento trasero, sujetos al cinturón, tampoco ofrecen una correcta estabilidad y retención, pudiendo llegar a desencajarse e incluso romperse por la fuerza de anclaje del cinturón. Sin duda, el sistema más recomendado sería, según el tamaño del animal, el colocar un transportín en el maletero del coche, usando además una rejilla divisoria con el habitáculo del vehículo. Se dispondría en posición transversal a la dirección de la marcha. Esto minimizaría los riesgos de impacto, tanto para la mascota como para los ocupantes. Si el animal es demasiado pequeño, puede también ubicarse el transportín en el suelo, detrás de los asientos delanteros. Aquí, la distancia de impacto sería mucho menor, y la posibilidad de deformación también disminuiría.

Códigos y leyes sobre la responsabilidad del propietario
¿Cuál es exactamente el grado de responsabilidad del dueño en relación a este tema? Hagamos un breve repaso de la legislación vigente.
-Artículo 1905 del Código Civil: “El poseedor de un animal es responsable de los perjuicios que causare. aunque se le escape o extravíe”. Este artículo otorga la responsabilidad de los problemas ocasionados por un animal a su dueño. Tan sólo  hay dos salvedades determinadas: por causa de fuerza mayor (si ha habido un desastre natural. o el animal ha sido robado. por ejemplo). o por culpa del propio perjudicado (cuando la persona afectada se ha expuesto voluntariamente al daño. o este daño ha sido originado por ella).
-Artículo 11de la Ley de Seguridad Vial: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos. el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción. que garanticen su propia seguridad. la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. Deberá cuidar especialmente la adecuada colocación de objetos y animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.” En esta disposición, queda clara la obligatoriedad de que el conductor debe cuidar al máximo la seguridad en la conducción, evitando las interferencias que pudieran causar las mascotas que viajan con los pasajeros.
-Real Decreto Legislativo 339/1990, que modifica la Ley sobre tráfico y Seguridad Vial: “La infracción por  no llevar los animales en el vehículo adecuadamente colocados, mediante sistemas de separación o retención, tendrá la consideración de sanción leve, con hasta 100 euros de sanción sin retirada de puntos”.
Esto hace referencia exclusivamente a la incorrecta disposición de la mascota en el coche, quedando aparte  los posibles daños causados por el incidente que hubiere lugar.

Legislación sobre desplazamientos con animales
Es importante conocer lo que marca la legislación nacional sobre la responsabilidad de los dueños en este tema. Por supuesto, los animales no pueden elegir libremente la forma en que viajan y los métodos que  prefieren. Es el propietario el que deberá ser consciente de la responsabilidad que supone cualquier desplazamiento con su mascota, por corto que éste sea. La legislación española considera a los animales transportados dentro del vehículo como objetos, y deben ser dispuestos de forma que no resten campo de  visión ni obstaculicen la conducción segura del vehículo. Para ello, habrá que tener en cuenta la ubicación, separación y retención de la mascota. Una posibilidad sería incluir a los animales de compañía como pasajeros, recomendando y autorizando unos determinados sistemas de retención según el peso y la envergadura de cada mascota. Esto significaría ampliar el campo de actuación del artículo 118 del Reglamento de Circulación, especificando la autorización del transporte de mascotas, la ubicación de los animales, los sistemas de retención y las sanciones por su incumplimiento. Esto significaría un mayor  conocimiento de la sociedad sobre este tema, y un aumento de la seguridad vial.
(Fuente: perros y compañia)

Anuncios
Categorías:gatos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: