Inicio > Uncategorized > Un gato, un perro, y mil problemas

Un gato, un perro, y mil problemas

Muchos propietarios de gatos desean en algún momento tener a su lado un perro y entonces les surge la duda: ¿se convertirá mi hogar en un campo de batalla?” El perro es un animal social que lleva miles de años conviviendo con otros animales, por lo que la convivencia será sencilla si tú no eres tan torpe que acabas creando un problema donde no lo hay.

Para la mayoría de los perros el gato de la casa es un amigo intocable y lo protegerá de los intrusos, pero para que ese pacto de amistad se selle nosotros hemos de actuar de un modo correcto. El gato es un animal digno. Soberano de su vida, raramente acepta enseñanza o imposición, por lo que la presión para aceptar la convivencia debe ejercerse sobre el perro, animal maleable y sencillo de educar. Si el perro es un cachorro o un animal joven el éxito está asegurado, por otra parte los perros ancianos se vuelven muy indolentes y se  desinteresan de cuanto ocurre en su entorno, un perro muy mayor ignorará la existencia del gato en la mayoría de las ocasiones, sintiéndose molesto únicamente si el gato trata de quitarle su comida o le molesta cuando descansa. La dificultad puede darse en perros adultos jóvenes y en especial en razas de temperamento fuerte o perros de caza, como los teckel, todos los terrier, los setters y algunos spaniels. Estos perros tienen un enérgico instinto de caza y suele costar bastante que aprendan a no salir corriendo detrás de los gatos. Los perros de pastoreo, acostumbrados durante siglos a vivir en los corrales junto a cerdos, aves, conejos, etc., tolerarán sin dificultad la presencia de otros animales en su entorno.

La naturaleza les hizo enemigos, pues los cánidos y félidos compiten por el mismo alimento en el mismo hábitat, pero la civilización los ha unido en nuestro hogar como las mascotas afectivas por excelencia. La dificultad de que convivan perros y gatos está teñida por el mito del imposible, pero quienes conocen a ambas especies saben que no resulta difícil que se toleren, se respeten e incluso se tengan afecto. Cuando son  criados desde cachorros aprenden a jugar juntos, el gato suele dormitar abrigado entre las patas del perro y, aunque la psicología y lenguaje de ambas especies es muy diferente, alcanzan un punto de equilibrio en el que se diría que se entienden. Evito tensiones No es difícil prever los conflictos. Cuando el gato siente la amenaza del perro eriza el rabo, curva el lomo y enseña las garras, adoptando una actitud defensiva que al perro le resulta amenazadora. La mayoría de los perros ante un gato en esta actitud se paran a escasos metros, temerosos de acercarse, limitándose a ladrar nerviosos. El momento de peligro es aquel en que el gato trata de huir, cuando da media vuelta y corre buscando un refugio, momento en que el perro emprende la carrera tras él para morderle. Es necesario cortar de raíz cualquier intento del perro por correr al gato. Es inaceptable la actitud de algunos propietarios que ríen cuando su perro persigue gatos en la calle.
Que un perro acepte y aprenda a convivir con un gato no es difícil, salvo los primeros días en que ambos animales aprenderán a tolerarse. Los perros y los gatos son predadores por naturaleza, y su instinto les incita a perseguir a otras especies animales. Es normal que los gatos persigan a los ratones, pájaros o insectos y que los perros hagan lo mismo con los gatos, pero el perro, animal dotado de gran inteligencia, es capaz de aprender que los gatos no deben ser “cazados” y mucho menos los de la casa.
Una educación correcta permite que amabas mascotas convivan sin dificultad. Llevarse como el perro y el gato es una frase hecha que no explica necesariamente la realidad, pues ambas mascotas han convivido desde hace miles de años. La clave para esa convivencia es presentarlos correctamente, dándoles el espacio y tiempo necesarios para admitirse. Hay que tener mucho cuidado los primeros días para evitar accidentes de los que arrepentirse y desde luego nunca dejar al perro y al gato solos encerrados juntos.

Buena convivencia

NO CONSIENTAS QUE EL PERRO ACOSE AL GATO
Aún cuando tengas la certeza de que tu perro no es agresivo y sólo le guía la curiosidad, has de tener en cuenta que los gatos no conceden demasiadas familiaridades y ante el molesto olfateo tratará de escapar
despertando en el perro el instinto de persecución. Esto es lo peor que te puede pasar, para evitarlo haz que el perro se tumbe y permanezca echado mientras el gato le inspecciona. El perro estará bajo tu control  mientras el perro le  inspecciona.

FACILITA QUE EL GATO SE ACERQUEALPERRO
Al tratarse de un animal muy curioso el gato siente atracción inmediata por el perro. Dale facilidades para que
investigue al tiempo que gana confianza en sí mismo, enseguida entenderá  que compartir la casa con un  cachorro no es tan malo después de todo

NO IMPIDAS QUE EL GATO SE ESCONCA
Hasta que la convivencia sea fluida el gato debe disponer de un lugar tranquilo al abrigo de las incursiones
del perro, donde tenga su arenero y su comida. Si tras la llegada de un perro a casa el gato permanece  muchas horas encerrado, no se lo impidas, gradualmente ganará confianza y retornará a su rutina diaria.

TENLOS SIEMPRE VIGIlADOS
Hasta los mejores amigos pue en discutir. No encierres en la misma habitación a los dos animales cuando tú no estés en casa. Lo mejor es dejar al perro suelto por la casa y al gato confinado en una habitación.

PREMIA CUALQUIER INTERACCIÓN POSITIVA
El premio es la mejor herramienta educativa. Cada vez que aprecies tolerancia del perro hacia el gato le puedes premiar con una golosina, los resultados son magníficos. Tu perro va a adorar a ese gato que tantos  premios le reporta
(Fuente: Revista Pelo Pico Pata)

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: