Archive

Archive for 30 mayo 2011

Abandono por receta: toxoplasmosis

Tengo una amiga que está embarazada. La última vez que acudió a la consulta de su médico le recetó que se  deshiciera de su gato para evitar contraer la toxoplasmosls. La desinformación sobre esta enfermedad y, en algunos casos, el consejo del médico, tienen como consecuencia el abandono de cientos de gatos todos los años.

La felicidad de algunas mujeres embarazadas se ve truncada cuando su médico les “receta” el abandono de su gato. Afortunadamente la mayoría del colectivo médico informa a sus pacientes embarazadas, y con gato,  sobre cómo prevenir esta enfermedad sin necesidad de abandonar a su animal. Alrededor de un 10% es el porcentaje de médicos que prescribe deshacerse del animal a las mujeres embarazadas, una cifra excesivamente alta. La toxoplasmosis consiste en una infección causada por un parásito que se puede transmitir al feto cuando se come carne insuficientemente cocida, frutas y verduras mal lavadas, o por el contacto con los excrementos de un gato que padezca la enfermedad. Sin embargo, hay mujeres que tienen  anticuerpos y no hay ningún peligro de contagio para el niño.

¿Cuestión de sensibilidad?
He consultado con algunos médicos sobre el tema y me han comentado que el nivel de sensibilización del doctor con respecto a los animales influye a la hora de decidir aconsejar o no a una paciente que se deshaga de su animal. De esta manera, se curan en salud si hay algún problema. Yo no entiendo cómo se puede obviar el drama que puede suponer, por ejemplo para una mujer como mi amiga, que adora a su gata  siamesa adoptada hace ocho años, abandonar a su animal. El caso es que el médico olvidó prevenirla de los efectos secundarios de su “receta” como: la ansiedad y la tristeza que le provocan el plantearse la separación de su gata Pitusa. Denota muy poca empatía y profesionalidad el no considerar importante el equilibrio emocional de una mujer embarazada. Evidentemente, quien aconseja con frialdad separarse de su gato, como si estuviera recetando una caja de aspirinas, desconoce por completo los lazos afectivos y emocionales que se crean con un animal tras ocho años de convivencia y el dolor que supone separarse de él. Alguien que quiere de verdad a su gato no puede tolerar la idea de deshacerse de su animal.

Prevenir es mucho mejor

Habrá quien opine que el médico sólo está pensando en la salud de la paciente, que es su obligación, lo cual me parece muy bien. Pero, según mi humilde opinión, lo lógico sería informar a la señora gestante sobre: qué es la toxoplasmosis, cómo se contrae y de qué manera prevenirla. No estaría de más editar unos folletos sobre el tema, para que estuvieran en las consultas a disposición de las mujeres embarazadas. De esta manera, las interesadas podrían saber, por ejemplo, que los riesgos de contraer la infección son mínimos con medidas tan simples como limpiar con guantes la bandeja de las heces del gato.
De hecho, muchas veterinarias trabajan mientras están embarazadas y no contraen la enfermedad, a pesar de pasar muchas horas al día en contacto con gatos. Sería estupendo que la sociedad empezara a considerar más a menudo que un animal de compañía es una fuente de salud, bienestar y satisfacciones y no un foco de enfermedades. De esta manera, se evitarían muchos dramas familiares y el abandono de muchos gatos
(Fuente: Pelo Pico Pata)

Categorías:Uncategorized

Formas de ahorrar en el veterinario

25/05/2011 1 comentario

Con la crisis económica que sacude a nuestro país nos alertan sobre una disminución en el número de mascotas que acude a las clínicas veterinarias por miedo a las facturas. Tu eres el responsable de la salud de tu mascota, no puedes eludir esa responsabilidad pero si racionalizar los gastos que representa

Es lamentable que entre nosotros no se hayan implantado productos como los seguros médicos para afrontar los gastos veterinarios, lo que hace que muchos propietarios acudan al veterinario menos de lo que es necesario. Un ejemplo sencillo nos muestra esta realidad, más del 90 por ciento de los gatos que se mantienen en el hogar como mascotas no se vacunan y este número, siendo menor en perros, puede alcanzar un 40 por ciento en determinadas zonas. En países como Reino Unido, Estados Unidos o Suecia alrededor de un 75 por ciento de las mascotas disponen de un seguro de asistencia veterinaria que cubre las incidencias en su salud, lo que redunda en mascotas más saludables, gastos más controlados para los propietarios y seguridad económica para las clínicas al dotarlas de una clientela estable. En España estos seguros son desconocidos por gran parte de los propietarios y son pocas las clínicas que ofrecen a sus clientes la  posibilidad de suscribirlos o establecer algún tipo de iguala que reduzca los gastos. Varias empresas  aseguradoras (Segurvet, Veter-Salud, Mapfre, Mussap, etc.) ofrecen seguros de asistencia veterinaria (enfermedad y accidente) y algunos también cubren la medicina preventiva (vacunaciones anuales,  desparasitaciones, etc.) Es importante no confundir un seguro de salud con uno de responsabilidad civil, que cubre los daños ocasionados por la mascota sobre personas, animales u objetos. ¿Pero qué ocurre si la mascota enferma? Te interesa tener un seguro de salud.

Táctica 1 Contrata un seguro de salud 
Una enfermedad inesperada o un desgraciado accidente pueden ocurrir en cualquier momento y ocasionarte cientos de euros de gastos imprevistos. La tensión emocional es muy dolorosa cuando la situación financiera de la familia dificulta abordar tales gastos y se pueden adoptar decisiones incorrectas que lamentaremos toda nuestra vida, como es dejar sin asistencia a nuestra querida mascota. No dejes que el dinero sea la barrera entre la salud y la enfermedad, incluso la muerte, de tus mascotas. Un seguro veterinario ofrece tranquilidad al propietario y la garantía de que su querido compañero va a gozar de una adecuada protección sanitaria. A la hora de decidirte por un seguro examina las distintas  pólizas que ofrece el mercado nacional de seguros y opta por la más adecuada a tus necesidades.

Táctica 2 Contrata una iguala 
Jurídicamente una iguala es el pago de una cantidad ajustada que se hace con arreglo a unos servicios contratados, es decir, que pagas  mensualmente una cantidad a cambio de la cual sabes que  tienes determinados servicios veterinarios cubiertos. Muchas clínicas veterinarias ofrecen esta posibilidad, ciertos servicios están comprendidos en la iguala y otros, considerados extras, son prestados a una tarifa con interesantes descuentos. El veterinario que trata a tu mascota te da confianza, pero eso no quiere decir que obligatoriamente su iguala sea la más interesante, algunas clínicas ofrecen contratos sugestivos y otros no tan buenos. Investiga. ¿La iguala ofrece descuentos significativos en los procedimientos quirúrgicos? ¿Los precios
ofertados por hospitalización, tratamiento continuado, pruebas de diagnóstico, etc., son competitivos con otros de tu zona sin iguala? El objetivo es encontrar una clínica veterinaria que te ofrezca un plan adecuado de salud, generoso cuando se trata de aquellos servicios que tu mascota pueda necesitar en caso de enfermedad o accidente. Antes de contratar formúla todas las preguntas que necesites y asegúrate de recibir las  respuestas adecuadas. Lee toda la letra pequeña antes de firmar nada.

Táctica 3 El tamaño no importa 
En las grandes ciudades vas a encontrarte con clínicas y hospitales veterinarios de todos los tamaños. Desde clínicas atendidas por uno o dos veterinarios, que te dirigirán hacia especialistas de su confianza cuando lo estimen necesario, hasta centros con mucho personal y gran variedad de especialidades. En todo negocio los honorarios están relacionados con los servicios y también con los gastos adicionales que el mantenimiento de las infraestructuras implica. Si optas por pagar tarifas más altas por el cuidado de tu mascota, asegúrate de que estás pagando por una calidad superior en la atención médica, no por el alquiler de inmuebles céntricos o salas de espera lujosas. Pide al veterinario responsable del centro que te explique qué distingue a su hospital del resto y si te convence, adelante. Si no, no dudes en buscar una alternativa menos costosa.

Táctica 4 Cuida la boca de tu mascota
La enfermedad periodontal es la enfermedad más común en perros y afecta a 8 de cada 10 perros de más de 3 años de edad. Muchos propietarios no son conscientes de que su animal sufre estos problemas. Si la enfermedad periodontal es crónica generalmente se requiere, además de un tratamiento médico, un  tratamiento quirúrgico. En un estudio realizado por el Dr. Larry Glickman en la Facultad de Veterinaria de Purdue, Estados Unidos, se examinaron los registros de 60.000 perros con alguna etapa de la enfermedad periodontal. El estudio puso de manifiesto la correlación entre las encías y las patologías del corazón. Es una buena práctica extremar en el hogar el cuidado dental de las mascotas para evitar tan serio problema. El cepillado semanal de los dientes o el uso de productos orales específicos para su limpieza en mascotas son recomendables contra el sarro, pero indudablemente lo mejor es el empleo de alimento seco. El cuidado de la boca te va a evitar no solo la enfermedad periodontal y cardiaca, también te vas a ahorrar un montón de dinero en una limpieza dental profesional con anestesia.

Táctica 5 Sé responsable al adquirir una mascota
Tu responsabilidad no acaba en dar de comer o no abandonar a tu mascota, eres responsable de su salud y bienestar. No adquieras mascotas que no puedes mantener, los cuidados veterinarios de un dogo alemán son superiores a los de un gato, por ejemplo, y será más caro para medicar en caso de enfermedad. Ponte un
límite en el número de animales de compañía que posees, sé realista y no acumules animales que luego tu economía no te permitirá atender de un modo adecuado si enferman. Si lo tuyo son los perros de raza, infórmate de las posibles enfermedades genéticas (displasia de codo o cadera, atopia, epilepsia, acondroplasia, etc.), son enfermedades hereditarias relacionadas con una crianza selectiva errónea. Los  perros mestizos suelen ser más sanos por un fenómeno conocido como vigor híbrido. Piensa seriamente en la posibilidad de adoptar, altemativa siempre mucho más económica.

Táctica 6 Aprende a vigilar su salud 
Tratar una enfermedad al inicio de su desarrollo es mucho menos costoso que tratarla si se ha detectado en un estado avanzado. Si tienes un seguro de salud o una iguala posiblemente esté comprendido un examen regular de la mascota por el veterinario, en caso contrario es interesante que no dejes de realizar tales revisiones. No dejes de acudir anualmente a la clínica para un chequeo. Como complemento puedes llevar a cabo un examen físico de tu mascota en casa, para ello la próxima vez que lleves a tu perro o gato a la clínica le pides al veterinario que te enseñe el modo de realizarlo y las verificaciones que debes hacer. Ese examen  casero nunca será un sustituto del examen del veterinario, pero puede ayudarte a prevenir y tener mejor comprensión de la salud de tu mascota.

Táctica 7 Pide un presupuesto
Prever los gastos facilita asumirlos. Por ejemplo, si tu mascota debe ser sometida a una intervención quirúrgica, pide que te hagan un presupuesto no sólo de la operación en quirófano sino también de las pruebas de diagnóstico previas y posteriores a la intervención, costo de la hospitalización, suero, antibióticos y cualquier otro gasto derivado de esa intervención. Hay ocasiones en que los gastos colaterales a la intervención pueden sumar tanto como ella. La ventaja de un presupuesto detallado por escrito es que te permitirá afrontar  adecuadamente los gastos. Si tienes alguna duda sobre alguno de los capítulos del presupuesto no tengas miedo de preguntar, el verdadero profesional de la sanidad no se siente ofendido por  estas cuestiones y prefiere una comunicación clara con sus clientes.

Táctica 8 Expón tu situación con claridad
Ante una enfermedad que supone un gasto fuerte, si tienes un problema financiero para afrontar los costes de devolver la salud de tu mascota, no tengas vergüenza en exponer con claridad tu situación a tu veterinario. Con seguridad que tu veterinario quiere ayudar a tu mascota, pero no puedes pretender que lo haga de forma gratuita. Ten en cuenta que tener una mascota no es un derecho sino un privilegio que asumimos y del que somos nosotros los únicos responsables. Es seguro que podrás llegar a un acuerdo con tu veterinario para abonar en varios plazos el costo de su trabajo. No te sientas ofendido si te pide que firmes un documento mediante el que asumes el compromiso de la deuda.
(Fuente: Revista Pelo Pico Pata)

Categorías:Uncategorized

Gato por Liebre? En China si

25/05/2011 1 comentario

El gato rojo con ojos verde esmeralda se encontraba al fondo de una pila de jaulas llenas de conejos y palomas, al otro lado había un cubo con tortugas y escorpiones. La tienda era pequeña y oscura, con tantos animales vivos como un zoológico para niños

Si es macho o hembra, viejo o joven, no parecía importarle a nadie. Todo lo que cuenta es su peso: 3 kilos. Después de varios cálculos, el tendero ofrece su venta al peso.”Se lo limpiamos aquí mismo”, dice, señalando una habitación trasera.
La escena es rutinaria en las carnicerías de muchas ciudades cantonesas, al sur de China.Aunque la gastronomía cantonesa es popular en el mundo por la sopa wan ton, en China son conocidos por su afición a poner gato en el menú. Pero ahora sus compatriotas quieren cambiar las cosas. Comer gatos es simplemente inaceptable, opinan cada vez más chinos.

Las protestas

“Los gatos son tus amigos, no son comida”, se lee en las pancartas que llevan los manifestantes que en la estación ferroviaria de Cantón tratan de interceptar un transporte de gatos. “i Es una vergüenza para Cantón!”, gritaban en otra manifestación, frente a la sede del gobierno en Pekín. Es raro ver a gatos en las calles de Cantón. Actualmente los gatos que se sirven en sus restaurantes son traídos desde el norte de China. La Asociación para la Protección de los Animales denuncia que las carnicerías de Cantón adquieren a unos diez mil gatos diarios en diferentes partes del país.

“Como se han comido todos sus gatos, ahora quieren llevarse los nuestros. La gente ya no deja salir a la calle a sus mascotas”, dice Liu Zhin, un médico que lidera las protestas en Pekín. Los ladrones de gatos utilizan grandes redes para capturarlos. La policía se muestra reticente a acusar de robo a los ladrones de gatos porque, dice, muchos de los gatos capturados viven en la calle y no son propiedad de nadie. En ausencia de una acción policial, los amantes de los gatos han comenzado a tomarse la justicia por su propia mano.  Cuando un grupo de activistas recibe la noticia de que un camión cargado de gatos circula en dirección a Cantón, le siguen y prepara una emboscada. Cuando el conductor se detiene para descansar rodean el camión y mientras unos activistas discuten con él, otros abren la puerta trasera del camión y liberan a los animales.

Protección animal 
Las primeras campañas de rescate fueron organizadas por una mujer que trabajó para Mao Tse-tung, leyendo para el presidente chino en su ancianidad. Fundó la Asociación para la Protección de los Animales, que dirigió desde un piso en Pekín, compartiendo su vida con quince gatos, una paloma y un mono. “Este es un crimen que humilla a todos los chinos”, es el lema de los activistas. Para muchos chinos, comer gato se ha convertido en algo socialmente inaceptable. La disputa sobre el consumo de gatos abarca toda la sociedad china. Entre la clase media cada vez más occidentalizada, existe una creciente cultura de amistad hacia los gatos, los buscan como mascotas, no para comérselos. Las restricciones sobre el tamaño y número de perros que uno puede tener en un piso hacen que los gatos sean cada vez más populares en las ciudades. En Pekín hay ya varias tiendas de mascotas especializadas en la venta de gatos de razas nuevas en China, animales que holgazanean en las vitrinas esperando que los nuevos ricos del mayor país comunista del mundo los compre como mascota
(Fuente: revista Pelo Pico Pata)

Categorías:Uncategorized

Como te considera tu gato?

25/05/2011 4 comentarios

¿Eres su mejor amigo? ¿Te ve como una dulce princesa o un caballero de brillante armadura, o eres una pesadilla para tu gato? Ahora puedes averiguar si tu comportamiento es el adecuado respondiendo a estas preguntas. Sabrás si tu gato se siente feliz y seguro a tu lado o te teme más que a un tornado. Date un punto por cada respuesta afirmativa:

(haciendo el Test como considera a su dueño)

1.- He esterilizado a mi gato o gata.
2.- Nunca dejo desatendido a mi gato fuera de casa.
3.- Siempre mantengo su arena sanitaria limpia.
4.- Soy siempre puntual en sus comidas.
5.’ Mi gato puede entretenerse mirando por una ventana, sin tener que hacer contorsiones ni equilibrios.
6.’ Conozco las señales de dolor urinario, de infecciones o de cistitis. Si mi gato orina en un lugar no acostumbrado, corro con él al veterinario.
7.- Todos los días dedico tiempo a jugar con mi gato, incluso si estoy cansado.
8.- Jamás olvido besar a mi gato para decirle adiós cuando salgo de casa.

9.- Frecuentemente traigo regalos a casa (estos deben ser juguetes, cualquier cosa que a tu gato le agrade mucho para jugar).
10.’ Siempre mantengo cerrada la puerta de la lavadora, y miro si está el gato durmiendo dentro antes de hacer el lavado.
11.’ Nunca fumo cerca del delicado olfato de mi gato.
12.- Le doy a mi gato agua fresca y limpio sus recipientes todos los días.
13.’ Jamás medicaría a mi gato sin consultar con el veterinario.
14.- He tomado precauciones para que mi gato esté atendido en caso de que yo no pueda cuidarlo por un accidente o similar.
15.- Si vivo en una casa con jardín al que accede el gato, lo tengo identificado (microchip) o lleva un collar con mis datos (dirección, teléfono).
16.’ Nunca desungularía (amputar las uñas) a mi gato.
17.- Nunca dejo varios días solo a mi gato, aunque me vaya de vacaciones.
18.- Nunca dejo a mi gato que pase la noche en la clínica veterinaria, excepto si está muy enfermo.
19.- Nunca le dejaría mi gato a otra persona (excepto casos de emergencia u hospitalizaciones).
20.- Nunca echo a mi gato de mi cama o del sofá.

Resultados:
De 1 a 5 puntos: Tu gato debería salir corriendo cuando tú te acercas, eres altamente peligroso.
De 6 a 10 puntos: A ti no te gustaria que te tratasen del modo en que tú tratas a tu gato
De 11 a 15 puntos: Aún tienes que aprender muchas cosas sobre la fonna correcta de cuidar a tu gato Y el modo de relacionarte con él
De 16 a 19 puntos: Eres un buen maestro gatuno pero no el mejor, esfuerzate en entender sus necesidades
20 puntos: Tu gato con seguridad te adora, eres el mejor
(Fuente: Revista Pelo Pico Pata)

Categorías:Uncategorized

Los sentimientos de la mascota

Tener una mascota requiere aceptar la responsabilidad de mantener la salud y bienestar de otro ser vivo, ya que si no se cuida en forma adecuada sufre, puede enfermar e incluso morir y además puede constituir un peligro sanitario para tu familia. Ese animal será parte de tu vida durante muchos años, habrás de invertir  tiempo en él y procurar que los años que paséis juntos sean muy felices.

Cuando llevas a casa un animal te comprometes a cuidarlo toda su vida. Elije con sensatez y no por capricho,  mantén tu promesa y disfruta de una de las experiencias más gratificantes, cuidar a otro ser vivo. Lo primero  que debes ofrecer al animal que has adoptado como mascota es respeto, consideración, el reconocimiento de que tiene un valor por sí mismo. Cualquiera que haya tratado con los animales se da cuenta de que sienten  celos, ternura o agresividad, curiosidad o aburrimiento, miedo o frustración, placer o dolor, tristeza o alegría en la misma medida que los sentimos las personas. Todas estas emociones son características de los seres que tienen alma o ánima, es decir, los animales.



Ellos son como nosotros 

Ya en la antigüedad Aristóteles dedicó muchas páginas a defender su idea de que los animales sentían emociones y su diferencia con los humanos solo era de grado, pero con el cristianismo se impuso el mito del antropocentrismo, el hombre era el centro del universo y los demás animales meros objetos sin otro derecho que el de servirnos para trabajar o como alimento. Hizo falta que naciera Darwin para que los animales recuperasen el lugar que les correspondía. Escribió el sabio inglés: “no hay diferencia fundamental entre el hombre y los mamíferos superiores en cuanto a sus facultades mentales”. Cuando Darwin publicó su libro “La
expresión de las emociones en hombres y animales” nos dimos cuenta que lo que nos había pasado es que no sabíamos entender el modo en que los otros animales comunican sus emociones. Gracias a Darwin empezamos a conocer las expresiones con que los animales nos comunican sus estados emocionales. Sabíamos que una persona que llora está triste y una que ríe alegre, pero ignorábamos todo el repertorio de movimientos de ojos, posición de orejas, apertura de boca, erizamiento de pelos, meneo del rabo, sonidos (gemidos, gruñidos) con que un perro, por ejemplo, nos está diciendo cómo se siente. Así surgió la etología,  una ciencia que estudia el comportamiento de los animales, su creador fue otro importante científico que con el tiempo ganaría el premio Nobel, Konrad Lonrez. El objetivo de los etólogos es el estudio de la conducta, del instinto y el descubrimiento de las pautas que guían la actividad innata y aprendida de las diferentes especies animales. Cuantas más especies estudiaban los etólogos descubrían que el mundo emocional y cognitivo de los animales no humanos era tan rico como el nuestro propio. Un ejemplo son los trabajos de la doctora Joyce Poole, una eminencia a nivel mundial en elefantes, que ha aprendido a reconocer los  sentimientos de estos paquidermos. “Los elefantes me parecen unos animales muy emotivos. Pueden ser muy silenciosos: llegan a acercársete sigilosamente, sin que les oigas. iY llegan a ser ruidosísimos! Eso suele pasar cuando se emocionan por hechos sociales, por acontecimientos en el grupo familiar. Por ejemplo, al saludarse cuando no se han visto en cierto tiempo. Tienen una extraordinaria ceremonia de saludo, que llega a durar hasta cinco minutos. Chillan, trompetean, retumban y giran como peonzas …Así que a mí me causan la impresión de sentir algo como lo que nosotros llamaríamos alegría.También he visto elefantes que han perdido  a familiares, o a una cría, y entonces es todo lo contrario. O cuando se encuentran un elefante muerto.  Entonces hay silencio, la cabeza está gacha, la trompa colgando hacia el suelo …”

Un caudal de emociones
Comprendemos a los animales gracias a que sienten emociones, gozan y sufren, lo que no ocurre con una piedra o una máquina. Los animales despiertan nuestra empatía. Sentir empatía es tener la capacidad de compartir los sentimientos de otro, de entender realmente sus penas, sus temores o sus alegrías, lo que coloquialmente llamamos ponerse en los zapatos o en la piel de alguien. Por eso frente al sufrimiento animal podemos compadecemos (padecer con). Es ante la muerte de otro que sentimos próximo a nosotros cuando más afloran nuestras emociones y a los animales les pasa igual. No hay duda de que muchos animales tienen una clara comprensión de lo que la muerte significa. Esto se ha podido comprobar en paquidermos, grandes simios, delfines y animales domésticos como perros y gatos. Cuando muere un miembro de la manada, los elefantes velan el cuerpo sin vida. Los cetáceos (ballenas y delfines) desplazan el cadáver de un compañero muerto y lo empujan para intentar mantenerlo a flote. En el zoo de Münster (Alemania) la gorila Gana, pasó varios días sin desprenderse del cuerpo sin vida de su bebé, tratando con desesperación de reanimar a su cría. Algunos perros se han negado a comer tras el fallecimiento de su propietario llegando a morir de hambre y la primera causa de muerte de los gatos abandonados es la depresión, se dejan morir. Pero una de las historias más conmovedoras es la de Koko. Esta hembra de gorila había aprendido el lenguaje de signos que emplean los sordomudos para comunicarse con su maestra Francine Patterson. Koko, se expresa y piensa, miente, dice tacos y hasta compone versitos rimados. A través de esta lengua Koko dijo que quería un gatito  de regalo para su cumpleaños. Como en el centro donde vive habían adoptado una camada de 3 gatitos  abandonados se le concedió uno de ellos. Gatos y gorilas se llevan muy bien, pues estos grandes simios son muy afectuosos y cuidadosos en el trato, lo que da confianza al felino. La gorila Koko mecía en su regazo al gatito y estaba siempre de buen humor, ella misma le puso de nombre AII Ball. Una noche el gatito se escapó del refugio de los gorilas y un coche lo atropelló. Cuando Koko vio el cuerpo de su gatito muerto hizo como que no le importaba, pero se retiró a un rincón y comenzó a llorar desconsoladamente. Al preguntarle Francine qué le pasaba ella respondió: “gato dormido” y “Koko triste”Tras la pérdida Koko estuvo llorando  más de una semana cada vez que veía algo relacionado con el gato.

¿Qué es una mascota?
Las mascotas son animales que viven en el entorno del hombre, tienen identidad propia y personalidad que incluso varía de acuerdo a la especie, raza, edad y ambiente donde se desenvuelven. Las mascotas acompañan al hombre desde hace miles de años. Los animales exóticos no son mascotas. Estos animales ponen en peligro tu salud y la de tu familia. Lo primero que se consigue con la adquisición de un animal exótico es someterlo a un cambio de hábitat y en segundo lugar, someter a riesgos innecesarios a la familia. La palabra mascota procede del francés “mascotte” y ésta a su vez del occitano “mascoto”, que inicialmente designaba a cualquier talismán o amuleto al que se le atribuía la propiedad de dar buena suerte o de ejercer influencia benéfica sobre su poseedor, también servía para nombrar a una bruja. Su uso se popularizó a finales del siglo XIX debido al éxito alcanzado por la opereta cómica “La Mascotte” de Edmond Audran. Se empezó a llamar así a los animales de compañía, debido al hecho de que en cierta época se les atribuyó el poder de ejercer un influjo positivo sobre sus amos, creencia que hoy se ve confirmada por la medicina y por la psicología.

Efectos beneficiosos
Las mascotas nos hacen mejores, más sanos y más nobles. Eduardo Punset, un popular divulgador científico con un programa en la TV ha afirmado: “la inteligencia emocional que poseo me la enseñaron los animales en mi infancia”. Y es que los animales nos reportan beneficios en tres áreas, la salud, lo social y lo intelectual. Beneficio para la salud: Todas las mascotas contribuyen al mantenimiento de tu salud. El afecto, el cuidado y el interés por otro ser vivo promueven un estado anímico  positivo que te ayuda a recuperarte más rápidamente de cualquier enfermedad. Se ha demostrado que acariciar a una mascota que amamos disminuye la tensión arterial y actúa como un relajante sobre el organismo. Beneficio social: Una vez que tu mascota se convierte en tu amigo, se genera una estrecha relación afectiva que ayuda a desarrollar y mejorar las  relaciones sociales, estimulando cambios en el modo en que te relacionas con los otros. Los cuidados y atenciones que prestas a tu mascota reducen tu tiempo libre, pero hacen que te sientas más útil. Beneficio intelectual: Frente a tu mascota te haces preguntas: ¿De dónde procede? ¿Cómo se comporta?, preguntas que al buscar una respuestate aportan aprendizaje. Disfrutasde los aspectos sensoriales del animalito que  tienes en casa, acariciando su pelo, admirando sus gestos, y todo ello enriquece tu sensibilidad intelectual.  Cuando te preocupas del bienestar de tu amigo te haces más maduro.

Cuidado si decides críar
Muchas familias adquieren una mascota con la idea de que los niños aprendan el mecanismo de la vida, esto es un error. Una gran parte de los perros y gatos abandonados proceden de familias que sintieron la curiosidad de probar aquello de tener cachorritos en casa. Si decides tener una mascota debes vigilar su reproducción y evitar que las hembras queden continuamente preñadas. Una historia real ocurrida en Estados Unidos te dará cabal cuenta del peligro al que te expones si no controlas la reproducción de tus mascotas. Un refugio de animales de California, el North Star Rescue, especializado en roedores, está buscando hogares adoptivos para 1.000 ratas que fueron rescatadas de un domicilio particular. Una niña llevó a casa una pareja de ratitas, con el tiempo los hijos de aquella pareja se habían reproducido tanto que estaban por todas las habitaciones de la casa. Ante las protestas de los vecinos acudieron los voluntarios de la sociedad protectora. “Había jaulas en la casa, pero las puertas estaban abiertas. Cuando entrabas, te encontrabas en medio de una
multitud de ratas. Estaban por todas partes a tu alrededor”, dijo uno de los voluntarios. Ahora North Star  Rescue necesita donaciones de cereales para el alimento de ratas, pastas secas, frutas secas, nueces, centeno y otros alimentos para roedores. También ha pedido que la gente done juguetes para estas ratas
(Fuente: Revista Pelo Pico Pata)

Categorías:Uncategorized

Gatos en el museo

08/05/2011 2 comentarios

El museo más famoso de Rusia, el Hermitage, en el corazón de San Petersburgo, está custodiado por 50 gatos.  Los visitantes no suelen ver a estos “empleados” en las salas de exposición. Ellos trabajan en los laberintos de  almacenes y sótanos, donde están encargados de mantener el edificio libre de ratas y ratones.
En esa parte del edificio  ~ hay interminables pasillos, escaleras de caracol y puertas de acero para evitar los robos, pero cada puerta de acero tiene una gatera por la que los gatos tienen fácil acceso de unas salas a otras. Cuando el museo cierra sus puertas 50 guardianes implacables se deslizan sigilosamente sobre sus acolchadas patas, paseando entre las estatuas y otras piezas de valor incalculable, dispuestos a detectar cualquier anomalía que tenga lugar en el museo, preservando los tesoros de la indeseable presencia de ratas y otros roedores.

El Hermitage es uno de los museos más grandes del mundo, ocupa el edificio que fue palacio de invierno de los zares y atesora más de 3 rnillones de objetos artísticos. Durante los últimos 200 años, estos gatos han  sido una parte inseparable del principal museo de Rusia. Los gatos llegaron allí en el siglo XVIII,a petición de la reina Catalina La Grande que quería eliminar los roedores del palacio. Ellos han sobrevivido a la toma del palacio por los revolucionarios bolcheviques en 1917 y al cerco de Leningrado (como se llamaba entonces  San Petersburgo) por las tropas de Hitler durante la 11 Guerra Mundial. Una leyenda urbana cuenta que  finalizada la gran guerra un tren especial viajó desde Kazán por orden de Stalin transportando los mejores gatos cazaroedores de Tartaristán hasta el museo, porque tras el asedio nazi no quedó en la ciudad ningún gato vivo.

El día del gato

Una vez al año, a finales de marzo, el Hermitage rinde un merecido homenaje a los felinos que pueblan sus sótanos. En este “Día del Gato”, el público tiene la oportunidad de conocer a los protagonistas de la jornada participando en un concurso en el que hay que auxiliar a los felinos y encontrar a los molestos roedores, pero no en los almacenes del museo, sino pintados en las obras expuestas en la pinacoteca. Actualmente los gatos se han convertido en parte muy importante de la vida del museo y en una de las leyendas más significativas del Hermitage. Todos los gatos están esterilizados, vacunados e identificados y tienen varios cuidadores.  cuando hace buen tiempo, toman el sol en los patios del museo, donde se les puede ver solazarse como gatos  holgazanes. El Día del Gato cumple la función de recaudar donativos para su mantenimiento.
(Fuente: revista pelo pico pata)
(agradezco imagenes al blog gris oscuro)

Categorías:Uncategorized

Cazado el primer ratón

Me hago eco de una noticia curiosa leida en “The Guardian”. El gato Larry residente en Downing Street nº10 ha cazado su primer ratón, hace escasas 2 semanas según apareció en el periódico:

Después de dos meses en el cargo, cazador de ratones jefe de Downing Street como los gatos que cazan ratas del gobierno se llaman  finalmente atrapó su primera presa.

El Viernes Santo, Larry apareció por una ventana desde el jardín de Downing Street con un ratón en la boca. Se cree que han abandonado su botín a los pies de los secretarios del primer ministro.
Contratado para hacer frente a un problema de roedores  ratas negras se han visto en el césped de Downing Street  Larry ha preferido colgar en los pasillos del poder al acecho en la hierba.
Al anunciar su nueva contratación en febrero, el portavoz del primer ministro, dijo que Larry había sido altamente recomendado.
El atigrado de cuatro años de edad, quien provenía de Battersea perros y gatos en casa,  tenía una “conducta de depredador muy fuerte, alto nivel de persecucióny el instinto de caza, dijo el portavoz.
Pero si él es vegetariano, pacifista o apenas más de un anorak de política que un asesino entrenado, el personal de nº10 tuvo que recurrir a la formación de Larry dándole un ratón de juguete para jugar cuando no pudo atrapar cualquier presa durante dos meses.
Durante el período de Margaret Thatcher como Primer Ministro, un perro callejero llamado Humphrey fue adoptada después de vagar en el n º 10.
Humphrey fue mantenido por John Major, pero fue despedido cuando Tony Blair asumió el cargo en 1997, con Cherie Blair se cree que han sido responsables de quitarlo.

Este ratón ya tenía criticas por su tardanza en la caza, ya que tiene asignada una manutención incluso en cuidados y alimentación 


Categorías:Uncategorized