Archivo

Archive for 24 febrero 2011

Cuentos de naturaleza: el gato

Cuentos de la naturaleza: El gato
Formato: Dvdrip (Natura)
Idioma: Español de España
Año: 2000-2001
Produccion: Natural History New Zealand LTD & Animal Planet.
Tamaño y Duracion: 400Mb 25min. (Aprox. por Capitulo)

2001
IWFF International Wildlife Film Festival at Missoula, USA
Best Use of Graphics and Animation in a Television Series
First Place (tied) for Best Television Series
Merit Award for Conservation Message in a Television Series
Merit Award for Presentation of Biological Information in a Television Series
Merit Award for Presentation of Wildlife and Cultural Interrelationships in a Television Series
Merit Award for Promoting Watchable Wildlife in a Television Series
Merit Award for Use of Archival Footage in a Television Series
Merit Award for Use of Humour in a Television Series
Second Place for Educational Value of a Television Series
Second Place for Narration in a Television Series
Third Place for Script of a Television Series

Los seres humanos y los animales han convivido prácticamente a lo largo de toda su historia y, hoy por hoy, continúan haciéndolo compartiendo los diversos hábitats de nuestro Planeta. Una estrecha unión que ha ido condicionando la evolución de un gran número de especies y la imagen que de ellas se tiene en la actualidad. Si echamos la vista atrás en el tiempo, podemos comprobar el gran número de leyendas, mitos o fábulas que el hombre ha ido generando a lo largo de su historia y cuyos protagonistas son animales. En ellas se les ha atribuido todo tipo de poderes, en ocasiones beneficiosos, en otras terroríficos o malignos y que, generalmente, poco o nada tienen que ver con la realidad. Esta serie nos ofrece la oportunidad de poner al descubierto qué hay de mito y qué de realidad detrás de cada una de estas curiosas historias. Para encontrar una explicación estudiaremos el comportamiento de gran número de especies animales a lo largo de su historia y cómo su relación con el ser humano se ha ido desarrollando, evolucionando o alterándose a lo largo del tiempo. Una estrecha relación que ha provocado cambios fascinantes en la naturaleza de los animales y en la nuestra.

Categorías:Uncategorized

Larousse del gato

21/02/2011 2 comentarios

Aqui os traigo la enciclopedia del gato de Larousse

En castellano, 254 paginas,tamaño 55mbs  formato PDF. Descargar (actualizado)
Todo lo que hay que saber sobre el fascinante mundo de los gatos: desde las primeras civilizaciones hasta nuestros dias, sus origenes, como entenderlos, como educarlos, como cuidarlos….
Comprender al gato: su caracter, comportamiento, desarrollo, psicología
La salud del gato: sus enfermedades, cuidados necesarios, reproduccion, cuando acudir al veterinario…
Informaciones útiles sobre protección legal, compra y pedigree, concursos y exposiciones, clubes felinos….
Más de 50 razas: todas las razas y variedades reconocidas, con su origen, sus aptitudes, su temperamento, la cría y genética de cada una de ellas
La vida cotidiana del gato: la elección, educación, alimentación, higiene…
Una obra excelente para los amantes de los gatos
Desde aqui mi agradecimiento a la biblioteca municipal de Vitoria que me ha permitido hacer copia de seguridad
Categorías:Uncategorized

El peligro acecha en casa

Tras haber leido sobre accidentes del hogar, vayamos a tratar los accidentes de nuestras queridas mascotas:

La preocupación por la seguridad nunca debe empañar la convivencia con el gato. Esta bien que prestemos atención a aquellas situaciones que pueden provocar accidentes, pero obsesionarse con ello no es nada bueno. Lo mejor es la previsión y si conseguimos mantener unos habitos saludables, seguro que no necesitaremos mantener una atención constante para que al gato no le ocurra nada

Los estadounidenses tienen la cuestión de la seguridad muy alta en su agenda. Hay sitios en Internet que proporcionan muchos consejos sobre cómo hacer de nuestro hogar un lugar seguro para nuestra mascota y, realmente a veces expresan preocupaciones exageradas, como cerrar siempre las ventanas o dejarías  entreabiertas de manera que el gato no pueda salir o instalar mosquiteras. Para nosotros, tanta obsesión de seguridad nos puede parecer fuera de lugar, pero la verdad es que una de las más frecuentes causas de muerte o lesiones en gatos son los accidentes, inclusive domésticos. Hasta que el accidente no ocurra …
Al igual que los niños, los gatos son muy, muy curiosos, y se lo llevan todo a la boca: es su naturaleza. Hacen una, y piensan cien. Especialmente los pequeños. A continuación lista remos unos consejos útiles. Sin  volvernos neuróticos, estará bien considerar que los gatos, en su manía exploradora, pueden meterse en serios Iíos con cosas a las que nosotros no damos la mínima importancia.

Chocolate
Esta delicia puede ser letal mente tóxica para los gatos. Evitad dejar chocolatinas y similares en una bandeja self-service. Normalmente los gatos no comen dulces (vimos que no poseen las papilas gustativas para este gusto). Pero de vez en cuando se conceden alguna incursión en este mundo, y algunos individuos se acostumbran a los dulces.

(los dulces no, pero los helados bien le gustan)

Productos de limpieza
Es buena regla tener todos los productos de limpieza, insecticidas, medicamentos y otros tóxicos fuera del alcance de niños … y mascotas. Aunque los gatos no se sientan especialmente atraídos por los olores químicos de dichos productos, pueden ser muy tóxicos. El problema no es que se los coman, sino su curiosidad, lo que los podría conducir a jugar con ellos si les resultan lo suficientemente interesantes.

(ojo si se friega con algún producto tóxico que los gatos pasan por encima y despues se lamen las patas)

Secadora
Aseguraos de que esté siempre cerrada cuando no está en uso. Los gatos aman los lugares cálidos. No es infrecuente que se acurruquen en el tambor aún cálido y que el dueño inadvertidamente ponga la máquina en marcha. Ya ha sucedido en varias ocasiones. Lo mismo debe hacerse con los refrigeradores y congeladores,  con el riesgo añadido de que contienen comida, que el gato puede oler no obstante estar congelada.

El coche
Si tenéis el coche aparcado al aire libre en una zona cohabitada por gatos, acordaos tocar la bocina antes de arrancar y estar pendientes de maullidos. Como todos sabemos, los gatos adoran ponerse debajo de los vehículos aún cálidos para pasar la noche o hasta meterse entre las ruedas y ·el guardabarros. En sus  acrobacias investigadoras, muchos de ellos acabaron en el motor o en sitios inaccesibles. Si tenéis  aparcamiento cubierto particular como un garaje, cuidad que no accedan gatos. Hay muchos productos tóxicos y peligros, especialmente el anticongelante, que es extremadamente venenoso.

El fuego
Como todos los animales, los gatos también tienen miedo al fuego. Sin embargo un peligro para ellos – y para la casa – son las velas. Análogamente a las recomendaciones válidas para los niños pequeños, es buena regla apagarlas bien o, mejor, hacerlas inaccesibles al gato. La llama es una tentación irresistible y el gato dará vueltas alrededor del objeto hasta que un día puede hacerla caer. Normalmente no se va más allá de algunas manchas de cera, pero no han faltado casos de incendios letales a partir de una vela tumbada. Los hogares también son sitios muy peligros para el gato ya que incitan su curiosidad, son cálidos y a veces las brasas son invisibles debajo de las cenizas.

Ventanas

Es buena norma dejar las ventanas cerradas o entreabiertas. Lo dicho parece obsesivo, especialmente sabiendo cómo los gatos pueden salvarse de caídas desde alturas impresionantes. Sin embargo, es más peligrosa una caída desde el segundo piso que una de más altura, en la que el gato tiene tiempo para  prepararse. Un cuidado especial debe tenerse con los gatos mayores acostumbrados a ponerse en las ventanas para contemplar el exterior. Muchos aprenden a saltar de ventana en ventana y, con los años, sus reflejas y capacidades atléticas menguan. Un buen día saltan como siempre y… fallan el poyete, saltando al vacío. Esto sucedió en un caso muy cercano, en Barcelona. El gato saltó de una ventana a la otra como había hecho durante años y falló. Cayó desde un decimotercero. Sobrevivió, pero a qué precio. Las mismas consideraciones valen para los balcones en cuyas barandillas los gatos suelen practicar su sentido del equilibrio.

Hilos y cuerdas 

Los hilos, cordoncillos y cuerdas que sobresalen de juguetes, prendas, etcétera, deben eliminarse o retirarse cuanto antes. Lo mismo vale para pequeñas piezas de material, tejido, chinchetas, tapas de bolígrafos, gomas,  canillas, trozos de goma, etcétera. Los gatos, en sus juegos, pueden llegar a tragarse esos objetos diminutos con el efecto que se deberán operar de urgencia. Si tenéis pasión por el ganchillo, acordaos que las bobinas  son juguetes irresistibles y tradicionales para los gatos. Lo más peligroso es el hilo suelto. Es más, los hilos que se quedan en el esófago representan una buena porción de los accidentes domésticos. ino tratéis de sacarlo! Acudid enseguida al veterinario. Evidentemente, no dejéis las agujas y otros utensilios al alcance del animal.

Suelos
Si hacéis la prueba de arrodillaras y observar lo que ve un gato desde su perspectiva en un suelo que para nosotros resulta corriente, veréis cuántos pequeños objetos se encuentra con los que la mascota puede entretenerse … y ahogarse. Tratad de mantener los suelos limpios y de recoger enseguida esas pequeñas y peligrosas tentaciones.


Juguetes
Existen en comercio juguetes específicos para gatos. El problema es que cuando le compramos un ratón, por ejemplo, estas imitaciones son tan fieles que llevan ojos, orejas y cola (¡un hilol). Metódicamente, el gato se entretiene mordisqueándolos. No son partes de animal, sino piezas de material sintético que pueden causar desastres. Los gatos no le dan importancia si el ratón-juguete tiene o no orejas y ojos, por lo que es mejor quitarlas enseguida. Esos adornos son para nuestra estética, como demuestra el hecho de que el gato  persigue una pluma al mismo modo que persigue un pájaro.

LOS GATITOS

Cuando decidimos traer a casa un gatito, hemos de considerar algunas sugerencias. Los gatos pequeños son las criaturas más elásticas, curiosas, rápidas e incansables que se conozcan. Pueden hacer desastres considerables en el hogar, así que habrá que hacer la casa a prueba-de-gatito mediante pequeños pero vitales cambios.

PROTEGER LOS OBJETOS VALOR – El gatito no les otorga la misma importancia. Si les gustan para jugar, le será indiferente romper el hilo del collar de perlas de la abuela y esparcidas persiguiéndolas por todo el piso. O tumbar un precioso vaso chino.

OBJETOS FRÁGILES – Aunque no sean de valor, el gatito puede interesarse por ellos y romperlos.  Recordad que todos los gatos pueden saltar fácilmente de estanterías a muebles, haciendo ornamentos añicos en el proceso. Poneros en la mente del gato y observad vuestro piso, alejando todos esos objetos que no  queréis ver hechos pedazos en el suelo.

SOFAS Y SILLONES – Aparte de que es aconsejable por la misma salud del gato dotarlo de un entorno “etológico” a su medida (palos para rascar, juguetes seguros que le estimulen, etc.) , esto pondrá al seguro también vuestro mobiliario. Los gatitos, en especial modo, aman escalar sofás y cortinas, mordisquear las cuerdas, y hacerse las uñas en estos muebles. nosotros estamos firmemente en contra de remedios tales como quitarles las uñas (ya hemos hablado de ello en otros artículos) ya que hay otros remedios que funcionan de maravilla, tales como los spray repelentes. De todos modos, el gato tiende a arañar para satisfacer una función fisiológica natural, y si tiene su palo adecuado, evitará otras superficies menos apetecibles como los sofás.

CABI.ES ELÉCTRICOS – Otra manía gatuna es mordisquear los cables eléctricos y telefónicos. El peligro
para el gato inherente a este juego es evidente, aparte del daño a nuestros aparatos. Lo mejor es recoger y  atar los cables en manojos, con lo que pierden enseguida su atractivo.

PLANTAS – Este apartado merece buena consideración, puesto que los gatos aman mordisquear las hojas de muchas plantas. Ya sea para ingerir fibra o para jugar, esta puede ser una práctica muy dañina para la mascota, además de molesta para el dueño. Primeramente, hay que saber que existen plantas tóxicas para los felinos de casa. Secundariamente, e incluso cuando la planta no sea tóxica, la costumbre de mordisquear sus hojas puede matarla. Esto es lo que sucedía metódicamente con los papiros y los bambúes de mi casa. Otra de las pasiones gatunas es hacer sus cosas en las macetas. Hay gatos que aman esta diversión de su rutinaria bandeja. El remedio más eficaz es mecánico: poner papel de aluminio en la maceta. El gato detesta su ruido y dejará de intentarlo muy rápidamente.

ORDENADORES – Como ya dijimos, los gatos adoran los iones positivos que emanan los aparatos  electrónicos. Adiferencia del perro y de los humanos, esas ondas y radiaciones no los afectan. Donde ama  situarse un gato, difícilmente se pondrá el perro. El problema nace con los portátiles, que aglutinan todos los adorables componentes en un solo aparato: CPU, teclado y pantalla. Por experiencia directa, podemos decir que, cuando el portátil está abierto, el gato adora sentarse en el teclado, y cuando está cerrado, encima suyo.  Los daños a la pantalla no son imaginarios y si dejáis el aparato encendido con algún documento abierto, la

sana costumbre de la mascota puede llegar a alterar el documento o hasta a borrar archivos. n remedio fácil es dejarlo semicerrado con la tapa inclinada

(fuente Revista Perros y compañia)
Categorías:Uncategorized