Archivo

Archive for 26 marzo 2010

La hora del planeta

El próximo 27 de marzo a las 20:30, únete al mayor movimiento global de lucha contra el cambio climático.

Descubre lo que miles de ciudadanos, empresas y gobiernos pueden hacer por el clima.
Apaga la luz de 20.30 a 21.30
Organizado por:

Anuncios
Categorías:ecologia

Gato Volador

26/03/2010 2 comentarios

Los gatos siempre caen de pie, todo el mundo lo sabe. Es debido a su sorprendente agilidad, un portentoso sentido del equilibrio y un cuerpo fibroso y flexible que le permite girar sobre sí mismo en el aire, recogiendo el cuerpo y estirando las patas. Con ello alcanza el suelo de pie, amortiguando el impacto de la caída con la flexión de las patas y las almohadillas.

Cuando nota la aceleración de la caída el gato gira sobre sí mismo, si la altura es muy pequeña no tiene tiempo de hacerla, si es demasiado alta podría ser fatal, porque a causa de la aceleración su
peso aumenta considerablemente. El gato adopta una postura defensiva sólo cuando nota la aceleración de la caída, en cuanto alcanza la velocidad límite, deja de haber aceleración y el gato relaja su postura que por ser menos encogida, ofrece mayor superficie de contacto con el aire. Este aumento de superficie trae consigo una mayor resistencia frenando la caída y consiguiendo una nueva velocidad límite más pequeña. Sucede algo paradójico, hay más posibilidades de que un gato salga peor parado de una caída de un primer piso que de un segundo o un tercero. Esto se debe a que el tiempo para reaccionar es menor y también para adoptar la postura de amortiguación comentada anteriormente.

Un Orden Preciso
Un gato cayendo siempre se endereza en un orden preciso. Primero rotará la cabeza, luego la columna girará y las patas se alinearán, a continuación el gato arquea la espalda para disminuir
el impacto de la caída. El mecanismo es sutil y complejo. El gato tiene 40 huesos más que el hombre, repartidos entre la columna y la cola principalmente,lo que le da una flexibilidad excepcional. También los discos entre las vértebras son más gruesos que los humanos y se estiran, giran y contraen mucho más,lo que les posibilita adoptar posturas casi imposibles.
Pueden aumentar la longitud de su cuerpo en un 11 %, recorren cinco veces la longitud de su cuerpo de un salto, lo que equivale a cruzar de un salto el equivalente humano del ancho de una piscina y, mientras las patas de atrás ejecutan el salto por medio de un estallido de fuerza bruta,las delanteras recuperan el equilibrio en una décima de segundo. El torso es estrecho,lo que posibilita que las patas delanteras puedan colocarse muy juntas, utilizando la cola para mantener el equilibrio, si este equilibrio se pierde tienen un sistema exclusivo de alarma: el líquido del oído interno chapotea y desencadena un reflejo autocorrector que les asegura
casi siempre caer de pie, una vez en el suelo, vuelven el líquido a su sitio con un rápido movimiento de cabeza.

Ciencia o arte
¿Os acordáis de aquella pegadiza canción que triunfó hace unos veranos y cuya letra decía?: “Hubo una fiesta en mi barrio, llegó Don Gato, llegó el gato Iorn, llegó el gato Félix,lIegá Silvestre,
también vino Garfield pero hacía falta un gato, ¿saben quién es?, el gato voladooor … “
Lo que no sabía el artista que compuso la letra es que el misterio del gato volador trajo de cabeza a los científicos un siglo atrás. En 1894, la Academia de Ciencia de París solicitó una explicación física de cómo el gato es capaz de aterrizar de pie después de caer de gran altura. Para los que
no eran científicos, la respuesta era fácil, simplemente los gatos poseen una gran agilidad, pero los científicos querían una explicación física más compleja del fenómeno.
El problema consiste en que un gato que está cayendo no tiene un punto de apoyo desde donde empujarse. Cada vuelta que da con sus cuartos delanteros provoca que los traseros giren en la dirección contraria. Medio giro en el sentido de las agujas del reloj por delante consistía en medio giro en contra del sentido de las agujas del reloj por detrás. Teóricamente, el gato debería caer completamente torcido y, obviamente, ese no es el caso. Al principio, los investigadores asumieron que el gato utilizaba las manos de los investigadores para coger impulso y realizar el giro (el experimento se hacía tirando a los gatos directamente con las manos). Pero incluso atando las patas individualmente con cuerdas para evitar que fueran empujados antes de caer no evitó que terminaran cayendo a cuatro patas. El misterio fue resuelto por el médico francés Étienne Jules Marey. Marey inventó gran cantidad de dispositivos mecánicos, incluyendo un grabador cinematográfico, el cronofotógrafo, que podía capturar la imagen de un gato cayendo a 60 imágenes por segundo. El estudio de la serie fotográfica dio la solución. El movimiento ocurre en dos tiempos: primero, si comienza cayendo de espaldas, gira su mitad delantera hacia el suelo. Para que el momento angular se conserve, inevitablemente entonces la parte trasera girará en
dirección contraria, como bien sabe el ñsico teórico. Pero el gato realiza esta contorsión encogiendo las patas delanteras al mismo tiempo que estira las traseras. De ese modo gira muy
rápido la parte delantera hacia el suelo, mientras la trasera sólo se gira un poco en sentido contrario. Y segundo, para encarar de forma adecuada la parte trasera, el gato invierte el sentido de los giros anteriores, la torsión, y al mismo tiempo estira las patas delanteras y encoge las traseras.
Fuente: Pelo pico pata

Yo por mi parte me gusta lanzar a Balu y Linsha de vez en cuando a lo alto sobre la cama, que tengan tiempo de preparar la caida 😀

Categorías:articulo, felino, gato, revista

Gatos para adoptar

06/03/2010 2 comentarios

El Casco Viejo busca familias de adopción para los 40 gatos que tendrán que trasladar a Armentia

SU REFUGIO ACTUAL SERÁ PARTE DEL ESPACIO DESTINADO A LA REHABILITACIÓN DE LA ANTIGUA MURALLA

Cerca de 40 gatos vitoriano necesitan con urgencia que una familia les abra las puertas de su hogar. Tras tres años de residencia en el refugio del Casco Viejo, estos animales se mudan y de forma obligatoria. El motivo es que a partir de abril es necesario sacarles del albergue para poder acometer las obras de la siguiente fase de la muralla de la almendra. Así lo acordó la Agencia de Revitalización del Casco Histórico en el consejo de diciembre.

A los mininos, mientras tanto, se les trasladará a unos terrenos que se habilitarán al lado de la perrera municipal de Armentia. Sin embargo, las autoridades consideran que se trata de una medida temporal. “A los gatos les cuesta mucho habituarse a los cambios de lugar. No soportan las mudanzas en su rutina”, explica Marisol Bengoa, consejera por EA en la Arich.

Es por ello que el tiempo apremia. “Si se les adopta antes de irse a Armentia es mucho mejor para ellos”, añade la ex concejala. Todas aquellas personas que ahora mismo estén interesadas en incorporar a la familia un felino deben de tener en cuenta que los gatos del refugio tienen un plus de ventaja, con el que es posible que no cuenten los mininos de las tiendas especializadas: se trata de animales que están bien cuidados, ya que han sido vigilados por el veterinario: “Han recibido un reconocimiento médico y están castrados”, insiste Bengoa. Por lo que su futuro dueño se puede ahorrar los costes de esterilizarles, a no ser que quieran que estos tengan descendencia o que cuando estén en época de celo, sus maullidos pongan en alerta a todo el vecindario.

“BUEN CARÁCTER” Además, se trata de gatos que tienen muy buen carácter, a diferencia de lo que contrariamente se piensa. “No son salvajes o ariscos. Son todos muy dóciles”, explica Bengoa. Las personas que quieran llevarse uno de ellos a sus casas pueden pasarse o bien por el refugio del Casco Viejo o llamar por teléfono al número 661 979 886. Bengoa recuerda que los posibles dueños aún están a tiempo. “La campaña de adopción no acaba nunca, así que cuando los gatos sean llevados a Armentia también podrán ser acogidos”.

Eso sí, se debe tener presente que cuanto antes se decidan mejor. “De esta forma llevarán mejor el cambio de hogar, ya que les costará menos habituarse a un domicilio, para evitar que se acostumbren a vivir en Armentia y al cabo de poco tengan que irse a otro domicilio de Vitoria”.

Categorías:adopción, gato

Meditar con las mascotas del alma

Llego a casa tras un día agotador y caigo en el sofá. Uno de mis gatos viene a hacerme arrumacos. Le acaricio. Ronronea. Le sigo acariciando. Sigue ronroneando. Entonces, es como si el tiempo se detuviera. Respiramos lenta y plácidamente. El estrés ha desaparecido. Acabamos de hacer meditación, de sentirnos en paz en el momento presente. El amor que existe entre mis mascotas y yo me ha vuelto a recordar el sentido de la vida humana.

¿Alguna vez mientras llorabas, tu perro te ha lamido las lagrimas? Y a pesar de ser un día frío y gris, ¿te has detenido, feliz, a escuchar a tu canario, que no para de cantar con alegría? ¿O estabas muy triste pero tu hámster, haciendo piruetas por su jaula, te arrancó una sonrisa? Hace diez años estudié terapia asistida con animales. Yo sabía que había algo muy poderoso en los animales que nos ayudaba a sentirnos bien. Entre otras cosas, ellos no nos juzgan, nos aceptan tal
como somos, nos aman sin más. En aquella época me dedicaba a cuidar de la salud de los humanos como enfermera y trabajaba con niños. La mayoría de mis colegas desconocían esta opción, es más, no les importaba que perros, gatos u otras mascotas fueran separados de sus familias por el miedo ante el nacimiento de un bebé o el diagnóstico de una alergia.
Muchas bendiciones se han puesto en mi camino llenando mi vida, desde el conocimiento y desde la experiencia, para que mi consciencia despertara y mi intuición floreciera. Ahora me dedico a la investigación sobre el vínculo espiritual con los Animales del Alma, Maestros y Sanadores.A lo largo de toda nuestra historia, gente humilde conectada con los ciclos naturales han comprendido los mensajes de los símbolos y de los arquetipos animales que han interpretado sabios, místicos,
teólogos, filósofos, psicólogos o genios como Walt Disney a través de su obra, personajes, guiones y letras de canciones (os invito también a reflexionar sobre estas moralejas). Y todo para que lo aplicáramos a nuestra vida cotidiana. Hoy comparto con vosotros cómo los lótems nos ayudan en la meditación, a un nivel en lo que a la salud se refiere, mucho más profundo del cuerpo físico que nos envuelve.

El alma de los animales
Aunque resulte simplificar demasiado, para que se entienda pondré un ejemplo. La leche es un líquido que tiene las mismas características sea cual sea su envase: botella de cristal, tetrabrik o taza de porcelana, la diferencia está en que unos envases son distintos de otros, con sus ventajas
e inconvenientes. Con el alma de los seres vivos ocurre algo parecido.Todos la tenemos, por eso somos eso: SERES Y VIVOS. El envase, la manifestación en esta realidad física y temporal que
experimentamos (y que no es la única) es tan solo di-fe-ren-te. Ojo: Diferente no significa mejor ni peor, nos pasamos la vida comparando y calificando,juzgando y así nos va. Diferente significa
que cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero atendiendo a la potencialidad de nuestro verdadero Ser, todos podemos alcanzar un desarrollo óptimo, que según las características de nuestro “envase”, será distinto: sabemos que un delfín, un elefante y un primate poseen autoconciencia, sus posibilidades intelectuales y emocionales están muy evolucionadas, dependiendo también del medio y de las oportunidades con las que se encuentre y su manera de aprovecharlas. Pero ese precepto es también válido para un niño, para un loro, para un perro … Y además está el tema del aprendizaje, que es el objetivo de todo este tinglado llamado vida. No me canso de decir que los animales son Maestros, nos informan de todo aquello que no queremos ver en nosotros mismos. Ellos no matan por diversión ni hacen torturas como festejos, no se ríen de los débiles, no actúan desde la envidia, la venganza ni la codicia. El día que entendamos que a nivel del alma somos iguales, posiblemente se llegue a crear un verdadero respeto y convivencia, no sólo entre especies, sino entre humanos, que hasta ahora tampoco hemos logrado por considerar inferiores a la gente en relación a su sexo, edad, raza o creencias. De verdad que nos queda mucho por aprender. Primera lección: juzgar es lo contrario de amar. El miedo nos impide amar. Ambas cosas sólo están en nuestra mente. Se desvanecen al poner la mente al servicio del espíritu.
Amor y autosanación
Intentaré explicar de una manera sencilla cómo funcionan las terapias naturales, que son las que nos ayudan a potenciar nuestros mecanismos naturales de curación. Hipócrates, el padre de la medicina, postuló que “la fuerza curativa que hay dentro de cada uno de nosotros (vis natura medicatrix) es la más grande que existe para sanarse’Jodo necesita su tiempo. Tu sabes que una enfermedad grave no se cura sin reposo, por muy bien que te tomes las medicinas que te ha mandado el médico.Yque la fiebre y el dolor no son tan negativos porque nos ayudan a identificar dónde están los problemas para resolverlos. Las pequeñas heridas, a veces sólo con un poco de higiene se curan sin más, nuestro cuerpo y el del resto de los animales disponen de un sinfín de mecanismos que nos ha dado la Madre Naturaleza para que nos curemos, desde el sistema inmunológico hasta nuestra mente. Y la ciencia sigue desconociendo muchos de esos procesos. La psiconeuroinmunología, la medicina transpersonal y otras disciplinas que contemplan múltiples variables (física, química, biología, metafísica) nos sorprenden con sus descubrimientos. La meditación juega un gran papel en todo esto. Por otra parte, sabemos que no hay una terapia infalible que sirva para todo ni para todos. Eso se debe a que cada persona y dependiendo de cada momento de su vida (incluso de cada momento del día) necesita una cosa diferente. Lo primero seña cuidarse, prevenir, es decir: respirar correctamente, cuidar nuestra alimentación,
limpiarnos de todo lo tóxico, especialmente de pensamientos negativos, para permitir que todo funcione en las mejores condiciones. Y cuando una enfermedad se cura y vuelve al cabo de poco, habría que detenerse y escuchar el lenguaje del cuerpo, las emociones que predominan e intentar
entender qué está pasando, porque la causa puede venir de cualquier parte, desde no aceptar el pasado hasta la incertidumbre que nos creamos por el futuro. Por lo demás y resumiendo, lo que hacen las terapias (por ejemplo, una de mis predilectas, las Flores de Bach) es ponemos en la situación más conveniente para que desde la consciencia, activemos nuestro poder de autosanación. Yeso ocurre gracias al amor. El Dr. Edward Bach afirmaba que “la salud depende de estar en armonía con nuestras almas” y lo explicó muy bien: “A través de su alta vibración,
determinadas flores, arbustos y árboles silvestres de un orden superior, tienen el poder de aumentar nuestras vibraciones humanas y abrir nuestros canales a los mensajes de nuestro Ser
espiritual, inundar nuestra personalidad con las virtudes que necesitamos y de este modo purgar los defectos de carácter que causan nuestros males; igual que la música hermosa u otras
cosas grandiosas e inspiradoras son capaces de elevar nuestra personalidad y de acercarnos a nuestra alma. y al hacerlo, nos brindan paz y nos liberan de nuestros padecimientos. No curan atacando directamente la enfermedad, sino inundando nuestro cuerpo con las bellas vibraciones de nuestro Ser superior (Ser superior o Alma en el sentido de Carl G. Jung, nuestro núcleo esencial divino, nuestra conexión con el Cosmos), ante cuya presencia la enfermedad se derrite como la nieve delante del Sol. No hay una auténtica curación sin un cambio en la orientación de vida, con paz en el alma y la sensación interior de felicidad”.
Segunda lección: tenemos lo mejor de nosotros mismos dentro de nosotros. Todo pasa, el amor permanece. Se puede aprender a amar.

Abrazos y besos desde el corazón
Hay muchas maneras de meditar, parar del frenesí impuesto desde fuera y escuchar con atención el latido de nuestro corazón, similar al ritmo del tambor de las tribus de la antigüedad.
Yo sólo propongo un ejemplo. En general, se trata de respirar de manera consciente (poniendo atención en algo que solemos hacer sin darnos cuenta) y tomar tu propio camino, en dirección a la Unidad, es decir, a sentirte conectado con la fuente de la que ernerge la vida, a través del entendimiento de que todas las formas de vida estamos relacionadas. Es un concepto espiritual universal, independiente de las creencias, que no se comprende con los razonamientos mentales, sino interiorizándolo. Es una pena que en nuestros hospitales no se permita la visita de animales sanadores, regulada en otros países; sívan entrando en residencias para mayores y otros centros. El contacto con las mascotas es terapéutico, especialmente si podemos acariciarlas y abrazarlas. En cualquier caso, hay ejercicios que podemos hacer en cualquier lugar, sólo se requiere respirar y visualizar, y con la práctica, incluso lo podrás hacer sin problemas en medio del ruido. Si tienes una mascota que no sea conveniente sacar de su hábitat doméstico (acuario, terrario o jaula), ponte lo más cerca suyo que puedas. Y si se trata de un mamífero como perro, gato, cobaya, sin obligarle a nada, mira si quiere tumbarse o sentarse junto a ti en el ejercicio de la meditación: “escúchale, pídele permiso” (me remito a artículos en números anteriores de esta revista sobre “Animal Communicator” y sobre Reiki para animales de alga PorquerasArderius). Esto hará mucho más potente el flujo de energía y los beneficios repercutirán en la salud de ambos, pero sobre todo y es lo más importante, reforzará el vínculo entre mascota y dueño, que en momentos como éste se sitúan al mismo nivel. Una vez que te coloques (postura cómoda, mejor descalzo, móviles apagados para que no te interrumpan, el mayor silencio que puedas conseguir, buena temperatura) junta tus manos o pon ambas sobre tu mascota. Fijate en sus ojos, en su belleza, en su sencillez, en su inocencia. Siente que él o ella está viendo lo mismo en ti: tu mirada, tu belleza, tu sencillez, tu inocencia. Su Ser está conectado a tu Ser. Ahora ponte ambas manos sobre tu corazón. Agradece al Universo este momento y poder disfrutar de su compañía todos los días de su vida. Piensa ahora en los cuatro elementos que nos dan la vida a todos: el Aire que respiramos; la Tierra, el planeta que habitamos, donde cultivamos nuestros alimentos y levantamos nuestros hogares, donde viven nuestros seres queridos; el Agua que bebemos y con la que nos lavamos renovándonos por dentro y por fuera; y el Fuego, desde el calor del sol hasta
la sangre caliente que recorre nuestro cuerpo y que muchas religiones consideran el lugar donde habita el alma.
Tercera lección: Todos somos partes de un Todo y el Todo es parte de nosotros (Gobo Fraggle). Cualquier persona es persona por pequeña que sea (Hartan).

Los animales del alma y los centros de energía
Los centros de energía o chacras, que los animales también tienen, están estrechamente ligados al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y de nuestra mente. No son visibles con los sentidos pero sí son perceptibles con un poco de práctica. Cada Tótem, Animal de PoderoAnimal del Alma está relacionado con un chacra. Es una sabiduría ancestral que podemos recuperar para mejorar nuestra conexión con la Naturaleza en el siglo XXI. Hagamos un recorrido posando nuestras manos por cada uno, visualizando al mismo tiempo al Animal en cuestión:
El Chacra Base o Raíz, en el hueso coxis al final de nuestra columna vertebral, se refiere a nuestra conexión con la Tierra y la materia. Su Tótem es el Bisonte o Búfalo americano. Para
los Indios de Norteamérica, es uno de sus principales Animales Sagrados, sobre todo para las tribus de las llanuras (Ej: Indios Lakota). “El Bisonte es el jefe de todos los Animales y
representa la Tierra, la totalidad de todo cuanto existe. Es el principio terrestre femenino y creador que da origen a todas las formas vivientes”. Alce Negro, Sioux Oglala.
El Chacra Hara, en el vientre justo bajo el ombligo, el lugar donde nuestras madres nos tuvieron hasta que nacimos, relacionado con la vitalidad. El Animal de Poder es la Tortuga, la sabia y pacífica sanadora, también símbolo de la Madre Tierra.
El Chacra Plexo Solar, a la altura del músculo diafragma, que separa los pulmones de la tripa, es el centro principal de intercambio de energías. El Animal Sagrado que le corresponde es un Águila volando con las alas abiertas, el primer y más poderoso chamán de muchas culturas, el Guardián del Cielo, relacionado con el sol.
El Chacra Cardíaco, en el corazón, nos produce el impulso de compartir y la consciencia grupal, la identificación con el prójimo, la autoestima y amar. El Animal del Alma es el Cisne, sagrado para los Celtas, que representa la pureza del amor.
El Chacra Laríngeo, en el cuello, permite la expresión en todos los sentidos. El Delfín es el Tótem que nos ayuda a comunicarnos y actuar en armonía frente a los bloqueos de las emociones.
El Chacra Frontal o Tercer Ojo, a la altura del entrecejo, rige la inteligencia, el pensamiento Y todos los procesos mentales. El Búho te dice que abras bien los ojos y mires más allá de lo que ves, también con la intuición del Ojo de tu Corazón, para distinguir la auténtica luz que transciende la noche, te guía entre el consciente y el inconsciente para que te conozcas a ti mismo.
El Chacra Coronario, en la coronilla, se encarga del control central de todo el organismo. Nos conecta con nuestra Naturaleza Espiritual, generando la voluntad del Ser y la identificación con el Todo, la Unidad. La Mariposa, símbolo del alma en culturas de todo el planeta, es el Animal más adecuado para meditar a este nivel. Nos invita a dejar de arrastrarnos por lo mundano, transformarnos en el esplendor de nuestra belleza más profunda, extender las alas de la consciencia y volar en libertad. Transformarse no significa cambiar superficialmente para ser como otra persona, sino permitir emerger desde nuestro interior al Ser de luz oculto por nuestro ego o sombra y transcender la dualidad hacia la Unidad.
Y para terminar, piensa en tu Tótem personal, tu Animal favorito, tu mascota compañera en la actualidad o aquella con la que compartiste grandes momentos y cuya alma regresó a su lugar de origen. Todos están en tu corazón deseándote que lo abras de par en par y te muestres, a pesar de las dificultades de la vida cotidiana, en paz contigo mismo y tal y como verdaderamente eres. Por muy duro que sea tu camino no estás solo, perteneces a la Naturaleza y estás protegido por ella. No hay mayor ofrenda ante el Creador que la alegría de tu existencia. La práctica de la meditación, además de sus beneficios (también para los niños en su salud, desarrollo y aprendizaje), nos devuelve hacia nuestro interior, el lugar donde debemos poner orden en primer lugar para desenvolvernos en este devenir. Si cada día somos un poco más amorosos con nosotros y con lo que nos rodea en nuestro círculo más inmediato, cada vez será más fácil y espontáneo, y el amor es contagioso! Esto es algo que los animales saben desde la inteligencia espiritual que poseen y nos transmiten con su energía y con su amor.
Cuarta lección: La Medicina para el Alma está en la Naturaleza. La Medicina de la Tierra es el Amor.

fuente: Pelo Pico Pata

Categorías:Uncategorized

Gatos vs Perros

¿Quién es más inteligente, el perro o el gato? El mundo se divide entre “propietarios de perros” y propietarios de gatos” y cada grupo se apasiona defendiendo que su mascota preferida es superior. Cada propietario sabe que su amigo es único, especial, con su propio talento, pero la ciencia trata a las especies como un todo y ahora ha comparado la inteligencia de perros y gatos.

En que destaca cada uno?
Cerebro-> Gato
Domesticación -> Perro
Lazos afectivos -> Perro
Popularidad -> Gato
Entendimiento -> Perro
Resolución de problemas -> Perro
Vocalización -> Gato
Adaptabilidad -> Perro
Supersentidos -> Gato
Más ecológico -> Gato
Utilidad -> Perro

Los perros y los gatos, ¿son inteligentes?
¿Tienen imaginación? Indudablemente sí, pero a la hora de determinar cuál de ambas especies es la más compleja intelectualmente los científicos han comprobado que perros y gatos se parecen más de lo que aparentan. Llamamos inteligencia a la capacidad de entender, asimilar, elaborar información y utilizarla adecuadamente, e inteligencia emocional a la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y el conocimiento para manejarlos. Perros y gatos disfrutan de ambos tipos de inteligencia y somos nosotros, nuestra incapacidad de adentramos en la mente de los animales porque no se comunican verbalmente lo que nos lleva a creer que son inferiores. iQué equivocados estamos! Nuestro comportamiento y el de nuestras mascotas son muy similares, hablamos a perros y gatos como si creyésemos que son humanos, todos los propietarios conversan con su mascota como si se tratase de un niño, pero lo divertido es que los perros creen que somos perros y los gatos nos toman por gatos. El perro nos invita a jugar inclinándose con las patas delanteras estiradas como haría con otro perro y el gato reclama nuestra atención con el rabo tieso levantado, como hace el cachorro con su madre.
El coefiente de inteligencia
El perro es fiel y obediente, el gato es independiente y listo, esa es la fotografía mental que de ambas especies nos hemos forjado. Tenemos la mala costumbre de simplificar el mundo animal, medimos la inteligencia en una escala lineal, la nota más alta la poseemos los humanos con el valor 100 y por debajo vamos situando a las restantes especies, primero los grandes simios, luego los delfines, perros, gatos … hasta situar al final a los animales que creemos más torpes. Estamos equivocados, cada especie es brillante en su terreno y es el resultado de millones de años de evolución. ¿Cómo se mide la inteligencia de la araña capaz de tejer telas o la capacidad de navegar de las aves migratorias?
Otra de nuestras obsesiones es relacionar el volumen y peso del cerebro con la inteligencia, como si la inteligencia se pudiese medir en gramos como las legumbres. Esta manía la instauró un médico alemán, Theodor Bischoff, que tras años de acumular datos observó que el peso medio del cerebro de un hombre era 1.350 grs, mientras que el promedio para las mujeres era de 1.250 grs. Utilizó este hecho para defender una supuesta superioridad intelectual de los hombres sobre las mujeres. A su muerte, Bischoff donó su propio cerebro a la ciencia. El análisis indicó que pesaba 1.240 grs, 10 menos que el promedio del cerebro las mujeres. i Lo tenía bien merecido
La correlación entre inteligencia y tamaño del cerebro ha sido rotundamente rechazada por la ciencia. Hoy nadie argumenta que los elefantes más listos que los perros porque su cerebro pesa más. El cerebro de un perro de talla mediana pesa 64 grs en tanto que el de un gato 25 grs, pero si medimos la masa cerebral en su relación con la masa corporal sale ganando el gato. Los mamíferos más pequeños tienen el cerebro ligeramente más grande en relación a su tamaño corporal que los más pesados, por lo que el gato tiene la masa cerebral que cabría esperar de su tamaño en tanto que el perro posee un cerebro algo más grande que el que le correspondería. Parece que ganan los perros, pero como ya sabemos que el peso no es significativo de inteligencia, los científicos evalúan el número de neuronas en la corteza cerebral y aquí el gato le da una verdadera paliza al perro. Los gatos poseen 300 millones de neuronas en tanto que los perros se quedan en 150 millones.

Hijo O amigo !
La relación entre el propietario y su perro es muy similar a la que existe entre una madre y su hijo. En presencia del propietario el perro es valiente, curioso y explora feliz su entorno, pero cuando el propietario se va se siente angustiado, se desorienta, sufre estrés y depresión por soledad. El gato es un buen amigo, todos los propietarios de gatos reconocen que su mascota es independiente y que hay momentos en que prefiere la soledad. Es una consecuencia de la evolución, el perro es gregario como el hombre, el gato individual, por algo ha sido llamado “un egoísta maravilloso”.
El más popular
Si medimos a nuestras mascotas con el baremo de las revistas del corazón o el share de la televisión, la popularidad, nos encontramos con que el gato es el gran ganador. Es dificil cuantificar el número real de ambas especies en el mundo, según estadísticas los 10 países con mayor población felina del mundo suman unos 204 millones de gatos, superando a los perros de los 10 países con mayor población canina, que se queda en 173 millones. Si las cualidades de una mascota se midiesen por su popularidad indudablemente el gato sena el gran ganador.
Gestuales y palabreros
Rico es un border collie capaz de distinguir 200 palabras, cuya inteligencia ha sido estudiada por el doctor Juliane Kaminski del Instituto Max Planck de Antropología. En su presentación ante la prensa los periodistas lo pudieron comprobar. “A ver, Rico, ¿dónde está Garfield?”, preguntó alguien entre la jauna de fotógrafos que lo rodeaba, y Rico, fue y trajo el monigote. ” ¿Y la culebra, dónde está?” Segundos después, un rollo de peluche verde aparecía entre su hocico. Y así, sucesivamente, Rico fue capaz de reconocer más de 200 objetos, superando incluso las habilidades cognitivas de los chimpancés. Y lo que es más importante aún:
la manera como aprendió a identificar estos juguetes es similar a como los niños se apropian del lenguaje, según comprobó un equipo de investigadores alemanes.Juliane Kaminiski ha podido demostrar que este perro sabe relacionar los nombres con los objetos. ”Y no a través del adiestramiento. Lo que Rico ha demostrado es una capacidad de actuación lógica”, dice el científico. En sus ensayos, por ejemplo, desparramaron en una habitación una veintena de juguetes. Luego, desde el cuarto contiguo, se le decía a Rico cuál de ellos debía traer. En 37 de 40
casos, Rico acertaba. De palabra en palabra, Rico se apropió de un ingente vocabulario. Pero las palabras no son el único vehículo de comunicación entre humanos y perros. El perro es capaz
de seguir gestos humanos, como un dedo que apunta o una cabeza que afirma o niega para encontrar alimento. También pueden mantener contacto visual con el ser humano y parecen
dispuestos a buscar información en nuestro rostro, como ha demostrado la doctora Alexandra Horowitz que estudia la cognición animal en la Universidad de Columbia, en Nueva York.
Cognitivamente los gatos no son muy diferentes a los perros, la principal diferencia es que no son obedientes y resulta dificil motivarlos, según el doctor

Adam Miklosi de la Universidad Eotvos Lorand, de Budapest, Hungría, que ha trabajado sobre la comunicación felina. Por ejemplo, si se esconde alimento el perro trata de encontrarlo solicitando la ayuda de su dueño en tanto que el gato procura resolver la prueba solo.
Problemas. Vaya rollo!
La capacidad de resolver problemas es una condición básica para toda inteligencia. En una conferencia ante la “American Psychological Association” de Estados Unidos, reunida en Toronto, Stanley Coren, de la “University of British Columbia” (Canadá), afirmó que los perros pueden contar hasta 4 ó 5, sus habilidades aritméticas son reducidas, sólo tienen una compresión
básica, aunque son capaces de detectar errores como 1+1=1 Ó 1+1=3. Pueden resolver problemas copiando el comportamiento humano, resolver problemas mecánicos (como abrir una
puerta) y entender conceptos simbólicos simplemente escuchando hablar a la gente y observando sus movimientos. No se sabe mucho de la capacidad de los gatos para resolver problemas, pues apenas han sido sometidos hasta ahora a tests de inteligencia.

Los mejores chillando
Gatos y perros son capaces de efectuar vocalizaciones (maullidos, ladridos) repetitivas o fluctuantes para llamar nuestra atención, reclamar algo que desean o simplemente por nerviosismo. Sin embargo los perros poseen una mayor flexibilidad vocal, son capaces de variar la longitud, el tono y la frecuencia de sus ladridos, expresando con ellos una gran cantidad de
emociones, en tanto que el repertorio vocal de los gatos es muy limitado. Por el contrario el gato ha descubierto el ronroneo. La doctora Karen McComb ha demostrado que los gatos poseen
distintos tipos de ranroneos, y utilizan una variedad para llamar la atención del dueño y obtener comida. Pueden cambiar su ronroneo habitual, añadiendo una especie de llora que consigue
que el propietario ceda a sus deseos. Esta vocalización de los felinos domésticos es diferente al ranroneo habitual de satisfacción, ya que suena como un pequeño grito con una frecuencia simiar a la del llanto de un bebé humano. ‘Los gatos han encontrado un sonido que los humanos dificilmente podemos ignorar sin sentimos culpables”, dice McComb. Han aprendido a modular sus localizaciones exagerando de forma dramática los maullidos y ronroneos, según observan que puede generar una respuesta positiva por parte de los humanos. Gracias a esta capacidad de manipular a sus dueños los gatos superan a los perros en la utilización de sus expresiones sonoras.
Yo listo, tú tonto
Los perros se han fonado su fama de inteligentes gracias a la estupidez de los humanos y los guionistas de Hollywood. Los gatos no han contado con fans de sus proezas en la gran pantalla, por lo que están en desventaja. Esto ha sido especialmente claro en las viejas películas de la perra Lassie. Lassie es sin duda el perro que en mayor grado ha contribuido a fomentar el concepto popular de perro inteligente. Lassie parecía particularmente brillante porque la familia de la
granja donde vivía estaba compuesta de verdaderos idiotas. El padre tenía la rara habilidad de quedar atrapado bajo las ruedas del tractor y la pobre Lassie, ante la torpeza de su amo, tenía que correr hasta la casa y tirar de la manga de los otros miembros de la familia. La perra gemía, ladraba y tironeaba de la ropa mientras aquellos tontos, perdiendo unos minutos preciosos para salvar la vida del granjero, preguntaban cosas como: “¿Te sientes mal, Lassie?” o “Todavía no es la hora de comer”. Era como si la historia no hubiese sucedido nunca, cuando lo cierto es que se vivía una situación similar en cada nueva película.
La conclusión de este singular duelo entre mosqueperros y gatos samurai es, según una investigación publicada en la revista New Scientist, que el perro es más inteligente que el gato, pero sólo por un bigote, o por unas barbas. La doctora Kate Douglas realizó una investigación para la revista New Scientist sobre la inteligencia de nuestras mascotas favoritas, perros y gatos, en la que se evaluaron once tipo de categorías diferentes en las pruebas: el cerebro, la capacidad de domesticación, el afecto mostrado, la popularidad en el grupo, el entendimiento de instrucciones, la resolución de problemas, la comunicación por sonidos, la adaptabilidad a diferentes entomos, entre otras.
Los perros demostraron ser superiores en seis de estas once categorías, mientras que los gatos vencieron en cinco de ellas. Puntuación final: 6 a 5 a favor del perro.

(fuente new Scientist-Pelo pico pata)

Categorías:gato, perro

Gato como mascota

Un fenómeno curioso y sorprendente se está produciendo en el mundo de las mascotas.
En cuestión de una década el número de gatos censados se ha incrementado notablemente,
incluso superando a los perros en países tradicionalmente conocidos por su amor a los cánidos.
Un ejemplo son los Estados Unidos con una población de perros por encima de los 61 millones de ejemplares, que se ve superada por 76 millones y medio de gatos y Francia donde los gatos son 8 millones quedando los perros en 7 millones. Por primera vez en la historia, desde que se efectúan
este tipo de estadísticas, los gatos han superado en popularidad a los perros en países con ganada fama de cuidar bien a sus mascotas. En nuestro entorno sociocultural, Europa, los gatos han ganado terreno y el número de exposiciones felinas, criadores acreditados y comercios de gatos de raza han crecido de una forma asombrosa. Por desgracia también ha crecido el número de gatos abandonados.
¿Qué razones inducen a tanta gente a poner en su vida un gato? El medio urbano hostil a la vida natural, la escasez de las zonas verdes en los barrios, la falta de tiempo para el ocio y la familia que impone el trabajo y el reducido tamaño de los pisos son varias de las circunstancias a las
que se ven sometidos los animales domésticos. Pero el gato es sin duda la mascota que mejor se adapta a estas condiciones, no precisa excesiva dedicación ya cambio ofrece su amistad y compañía. Basta con que el propietario conozca las sutilezas del temperamento de los felinos para que la relación amistosa sea de lo más provechosa. Los propietarios de gatos encuentran que su bien ganada fama de limpios, ya que es una de las mascotas más higiénica~su inteligencia
emotiva para hacerse querer y su carácter independiente son virtudes que cuadran perfectamente con las necesidades de la vida moderna en las ciudades. Los gatos apenas hacen ruido, son sumamente sigilosos y ! no ladran! Si tenemos el recomendable cuidado de esterilizar a nuestro gato o gata tampoco tendremos las molestias del celo, periodo en que se comportan con nerviosismo y maúllan buscando un congénere.
Gato sí gato no
Si tienes intención de adquirir un gato debes ser capaz de responder afirmativamente a las siguientes preguntas:
¿Está de acuerdo toda la familia?
¿Sabes qué raza de gato quieres?
¿Lo llevarás al veterinario cada vez que sea necesario?
¿Te harás cargo de su higiene y su alimentación?
¿Tienes tiempo para jugar con él?
¿Sabes ser tolerante si te rompe algún objeto de la casa?
¿Estás preparado para que se haga adulto y deje de ser tan gracioso?

Una sola respuesta negativa debe ser suficiente para que te plantees seriamente la decisión de llevar a casa un gatito, pues quizás estás a punto de llevar la desgracia a la vida de un gato inocente por un capricho pasajero.

Tú eliges el gato

Las razas de pelo largo han sido durante mucho tiempo las preferidas del público, especialmente

los gatos persas. En estas razas el espeso manto es su característica más llamativa, la brillantez del pelo es debida al sebo, una sustancia segregada por glándulas esparcidas por casi todo el cuerpo del felino. El sebo, que forma una película sobre el pelo, contiene colesterol rico en
vitamina D. En estas razas pueden encontrarse hasta 200 pelos por milímetro cuadrado. Entre los gatos de pelo largo el himalayo y el persa son los más populares, pero existen otras muy atractivas como el gato del bosque noruego, el maine coon, el ragdoll o el van turco.
Los gatos de pelo corto son más cómodos de mantener, puesto que necesitan menos cuidados de baño y cepillado. El número de razas es mucho mayor que en pelo largo, siendo el más conocido el siamés, pero merecen toda tu atención otras como el chartreux, korat, mau egipcio, ocicat, ruso azul, rex.

EL GATO POSEE BELLEZA
SIN VANIDAD, FUERZA
SIN INSOLENCIA, CORAJE
SIN FEROCIDAD,TODAS
LAS VIRTUDES DEL
HOMBRE SIN SUS VICIOS

(Fuente revista Pelo Pico Pata)
Categorías:felino, gato